Dos trabajadores de la Feria de Málaga casi arrollan a un policía al huir de un rifirrafe de tráfico

Dos trabajadores de la Feria de Málaga casi arrollan a un policía al huir de un rifirrafe de tráfico

Los arrestados, empleados de una empresa subcontratada por el Ayuntamiento, dieron positivo en la prueba de alcohol

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Pese a que acudieron al Real de Cortijo de Torres para trabajar durante la jornada de feria, acabaron detenidos por la Policía Local de Málaga. Las fuentes consultadas por este periódico han explicado que los empleados fueron arrestados después de un rifirrafe de tráfico, tras el cual, presuntamente, casi atropellan a un agente al intentar huir de la zona.

Los hechos se produjeron durante la noche del pasado jueves. Los dos arrestados son trabajadores de una empresa subcontratada por los Servicios Operativos del Ayuntamiento de la capital, que se habían desplazado hasta el real para llevar a cabo unas tareas en una fosa séptica.

Los problemas comenzaron con una maniobra incorrecta que habrían realizado los trabajadores, que fue recriminada por otro conductor que circulaba por esta zona. Las fuentes han asegurado que los empleados de la empresa subcontratada no dudaron en detener el vehículo en el que iban, bajarse y golpear el coche con el que habían tenido el incidente de tráfico.

Ante esta situación, hasta el lugar se desplazaron inmediatamente dos patrullas Águila de la Policía Local de Málaga. Son agentes que patrullan en motocicleta y que, en ese momento, se encontraban dentro del dispositivo de seguridad de la feria.

Al llegar los policías locales, supuestamente, los empleados realizaron una maniobra evasiva para huir de la zona, durante la cual habrían estado a punto de atropellar a uno de los agentes. Sin embargo, lo que consiguieron es acabar detenidos, uno de ellos en el momento de los hechos, mientras que el otro fue arrestado poco más tarde por los efectivos del cuerpo de seguridad.

Tras el arresto, los agentes de la Policía Local le practicaron la prueba de alcoholemia a los empleados, siempre según han precisado las mismas fuentes, quienes han apuntado que ambos dieron un resultado positivo.

Investigación abierta

Por su parte, la Policía Nacional continúa investigando el tiroteo registrado en la madrugada de este pasado jueves en Puerto Banús. En esta ocasión, la Policía Local de Marbella abrió fuego contra un turismo cuyo conductor había intentado atropellar a un agente.

Se trataba de un vehículo sustraído, ocupado por al menos dos personas. El conductor estaba realizando derrapes en una rotonda de Puerto Banús, cuando fue sorprendido por agentes de la Policía Local de Marbella, quienes le dieron el alto. Cuando procedían a identificar a los ocupantes, con un funcionario situado frente al vehículo, el hombre que iba al volante aceleró y estuvo a punto de atropellar al policía local, quien de hecho fue golpeado en una pierna por el turismo.

Tras ello, se produjeron los disparos, con los que se pretendía evitar la huida de los sospechosos. Finalmente, lo consiguieron y se inició una persecución a gran velocidad que acabó en la zona de la Cala de Mijas, donde fue hallado el vehículo tras sufrir un accidente. Los ocupantes no estaban en el interior y la Policía Nacional sigue con la investigación para localizarles y detenerles.