Los taxistas de Málaga piden una reunión «urgente» con la nueva consejera de Fomento antes de plantear movilizaciones

Taxistas de Málaga no descartan llevar a cabo nuevas movilizaciones. /Francis Silva
Taxistas de Málaga no descartan llevar a cabo nuevas movilizaciones. / Francis Silva

El sector amenaza con sumarse a las protestas de Madrid y Barcelona si la Junta no regula los VTC de forma que se obligue a contratar los servicios Uber y Cabify con seis horas de antelación

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Una tensa calma se respira en el ambiente del taxi malagueño, con la vista puesta en las movilizaciones que sus compañeros de Madrid y Barcelona vienen protagonizando en los últimos días para exigir una regulación inmediata de los vehículos de turismo con conductor (VTC), entre cuyas reivindicaciones destacan que se obligue a contratar los servicios de empresas como Uber y Cabify con seis horas de antelación.

Como el Gobierno central traspasó el pasado otoño las competencias a las comunidades autónomas, primero las elecciones andaluzas y luego los pactos hasta la investidura de Juanma Moreno han dejado al sector sin un interlocutor válido hasta que este martes Marifrán Carazo ha tomado posesión como nueva consejera de Fomento. Y también hoy mismo los responsables de la asociación Elite Taxi de la Costa del Sol y de Sevilla han registrado un escrito en el que le solicitan una reunión «urgente debido a la situación insostenible que vive el sector del taxi en Andalucía y toda España».

En esta línea, ponen el foco en las protestas de Madrid y Barcelona y en que «Valencia y Canarias van a regular dichos servicios de VTC», confiando en que «Andalucía abandere dicha regulación y no dé lugar a largas jornadas de reivindicación callejera». En el escrito no establecen ningún plazo para esta reunión, pero los colectivos del gremio pretenden que no se alargue más allá de lo que queda de mes de enero.

«Daremos una semana y si la respuesta es negativa Andalucía irá a la huelga», advierte el responsable de Elite Taxi en la Costa del Sol, Guillermo Díaz, quien añade que, además de la exigencia de la precontratación con varias horas de antelación, también se consideran «una línea roja» que los VTC vuelvan a su base cuando no estén de servicio, en lugar de seguir circulando por la ciudad o aguardar en el entorno de áreas de gran afluencia de personas esperando a que la 'app' le asigne una carrera, además de la puesta en marcha de una página web de registro y control de la actividad de estos vehículos.

Estas acciones del taxi se producen tras constatar que el panorama apenas ha cambiado desde el decreto que el Gobierno aprobó el 28 de septiembre y que fue convalidado por el Congreso el 25 de octubre para habilitar a los ayuntamientos y las comunidades autónomas a regular la actividad de los VTC, que en Málaga ya suman 1.184 licencias frente a las 2.741 de taxis. En este sentido, cabe recordar que Málaga es la provincia española con mayor competencia entre ambos sectores con un VTC por cada 2,3 taxis.