Susana Díaz confía en Dani Pérez «la próxima transformación» de Málaga

Díaz abraza a Pérez durante el acto organizado por cadena Ser. /Migue Fernández
Díaz abraza a Pérez durante el acto organizado por cadena Ser. / Migue Fernández

La expresidenta de la Junta considera que la ciudad necesita «un alcalde de este siglo» frente a los «evidentes síntomas de fatiga y agotamiento» de De la Torre

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

En el PSOE casi no recuerdan la última vez que las expectativas electorales para acceder a la Alcaldía de Málaga eran tan altas. Saben que este último tramo de la campaña resulta fundamental para atornillar la mayor parte posible de la movilización que les otorgó la victoria el 28 de abril. Por eso la secretaria general del partido en Andalucía, Susana Díaz, ha apelado hoy, durante un encuentro organizado por la cadena Ser en el parador de golf, a «quienes se sienten progresistas y quieren un alcalde de su tiempo» para una ciudad «que se convertirá en la capital del Mediterráneo». Díaz vaticina que el candidato socialista liderará, ya como alcalde, esa «próxima transformación» de Málaga al tener «ideas modernas» frente a los «evidentes síntomas de fatiga y agotamiento» que detecta en el Gobierno de Francisco de la Torre.

Como parte de la estrategia socialista para reducir la abstención, Díaz ha establecido paralelismos entre las próximas elecciones municipales en Málaga y la fórmula andaluza que la desalojó de San Telmo tras un pacto de gobierno entre el PP y Ciudadanos, con Vox votando a favor de la investidura de Juanma Moreno como nuevo presidente de la Junta para poner fin a casi cuatro décadas de mandatos del PSOE. «La alternativa a Dani es una alianza de tres partidos de derechas como en Andalucía, pero una ciudad abierta y europeísta no puede estar condicionada por una alianza que depende de un partido de extrema derecha», ha advertido Díaz, que ha incidido en que «Málaga necesita un alcalde de este siglo, y no lo digo sólo por la edad de Dani, que acaba de cumplir 39 años, sino por sus ideas para una ciudad que está tirando y que requiere que sus representantes no la paren y para un tiempo que necesita diálogo, cercanía, empatía y un concepto moderno de la ciudad».

Pérez ha recordado que vertebra su programa en torno a tres ejes: feminismo, ecologismo y animalismo. La peatonalización de la plaza de la Marina y el Parque para unir el Centro con el Puerto, la ampliación del Palacio de Congresos y el aumento de la plantilla de la Policía Local y del número de zonas verdes encabezan sus compromisos. Frente al tono moderado de Díaz cuando se ha referido a De la Torre («no soy una política que niegue lo bueno que han hecho los demás partidos»), Pérez se ha mostrado especialmente crítico con el alcalde, a quien ha acusado de comandar un crecimiento «absolutamente inconexo» que ha dado como resultado «la aparición de una Málaga olvidada, la de los barrios en los que viven la mayoría de malagueños y que llevan años sin recibir inversiones municipales con graves problemas de limpieza y seguridad».

La defensa del patrimonio histórico, con mención a La Mundial o Villa Maya, y la recuperación «de esa idea con la que soñaba Pedro Aparicio de asomar la ciudad al mar» son otras de las propuestas de Pérez. El programa socialista también contempla la mejora de los accesos al Parque Tecnológico, la nueva terminal del aeropuerto o la supresión de las plusvalías por herencia, impuesto que «ha expoliado a más de 14.000 malagueños». Pérez ha tenido además un guiño a bomberos y policías locales: «Creo en una ciudad que cuide a sus empleados públicos y que no entre en conflicto con ellos».