Soliva Este, entre zanjas y baches

Rama de árbol y basura acumulada dentro de una zanja./
Rama de árbol y basura acumulada dentro de una zanja.

Este barrio es uno de los más olvidados por las instituciones, según denuncian los residentes en la zona

ROCÍO SÁNCHEZ

La barriada de Soliva Este es una de las más jóvenes de Málaga capital. Su construcción se inició en el año 2005 con viviendas de protección social. Pese a sumar menos de dos décadas de vida, este barrio, que pertenece al distrito del Puerto de la Torre, se ha convertido en uno de los más olvidados por las instituciones, según denuncian los residentes en la zona.

«Como somos pocos vecinos aquí en relación a otros municipios, se nos ha abandonado por completo», anuncia López, uno de los afectados, quien además asegura que las alternativas en la barriada son pocas para desplazarse y que dependen del transporte privado para prácticamente todo.

De esta forma, en la calle Dolores Rodríguez de Aragón puede encontrarse una zanja de grandes dimensiones en la que además se ha caído una rama de un árbol y se aprecian restos de basura. «Podría haberme caído por aquí con la bicicleta, por suerte he visto las ramas a tiempo», afirma este mismo vecino.

Carril bici en mal estado.
Carril bici en mal estado.

En la misma calle, puede encontrarse además un carril bici en mal estado, con baches y pintura parcialmente borrada. «Como soy de aquí me conozco bien la zona, pero aquellos que no saben dónde están los baches deben tener precaución», relata este ciudadano.

Bordillo roto.
Bordillo roto.

Además, algunos bordillos de la zona están destrozados debido al paso del tiempo y el peso de algunos vehículos que se montan en la acera para estacionar.

«Es una buena zona para vivir, pero quedan muchas cosas por solucionar para que Soliva se ponga al mismo nivel de otras barriadas de Málaga», expresa el afectado.

Arroyo Piedra Horadada. Maleza en la carretera

Matojos junto al asfalto.
Matojos junto al asfalto.

En el Arroyo Piedra Horadada, próximo al Núcleo Los Herrera, las plantas crecen en el asfalto obligando a los vehículos a invadir el carril contrario de la calzada. «Los arbustos están dentro de la carretera, los peatones y los coches se ven obligados a invadir el otro carril y hay partes estrechas donde las plantas se comen más de un metro de carretera», expresa Domínguez, uno de los afectados. Este ciudadano explica además que a día de hoy nadie se ha hecho cargo de la poda de estas plantas, que pueden llegar a provocar un accidente debido a la falta de espacio en la carretera.

Plantas sobre la carretera.
Plantas sobre la carretera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos