El Sindicato de Policía insiste en que el dispositivo especial es «inseguro»

FERNANDO TORRES MÁLAGA.

El Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIP-AN) mantiene su pugna con el Ayuntamiento de Málaga por el dispositivo de seguridad especial para la Semana Santa. El Domingo de Ramos, día en el que 33 agentes de la Policía Local se dieron de baja de forma simultánea, desde el SIP-AN difundieron una serie de imágenes con las que quieren acreditar la existencia de varios puntos con baja vigilancia, cortes de tráfico en los que no hay ningún agente y procesiones paradas esperando a que dejasen de circular vehículos. Ayer, el secretario general de la formación, Manuel Troyano, subrayó en declaraciones a SUR que la situación es «peligrosa» y que el dispositivo es «inseguro», a consecuencia de la «falta de personal».

Además, según explica el secretario, la falta de agentes ha hecho que se acumulen turnos maratonianos. «El Domingo de Ramos a las tres de la tarde había compañeros que llevaban 16 y 24 horas trabajando sin descanso, de ahí vienen las bajas, y habrá más».