El Sindicato de Policía insiste en que el dispositivo de Semana Santa es «inseguro»

Efectivos de la Policía Local. /SUR
Efectivos de la Policía Local. / SUR

SIP-AN denuncia que hay múltiples controles de tráfico sin agentes y que los vehículos pueden acceder a los recorridos de las cofradías

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIP-AN) mantiene su pugna con el Ayuntamiento de Málaga por el dispositivo de seguridad especial para la Semana Santa. El Domingo de Ramos, día en el que 33 agentes de la Policía Local se dieron de baja de forma simultánea, desde el SIP-AN difundieron una serie de imágenes con las que quieren acreditar la existencia de varios puntos con baja vigilancia, cortes de tráfico en los que no hay ningún agente y procesiones paradas esperando a que dejasen de circular vehículos. Este Lunes Santo, el secretario general de la formación, Manuel Troyano, subrayó en declaraciones a SUR que la situación es «peligrosa» y que el dispositivo es «inseguro», a consecuencia de la «falta de personal» que el sindicato lleva denunciando «desde hace quince meses».

Según Troyano, la plantilla de la Policía Local de Málaga está compuesta por unos «800 agentes, de los cuales 250 están en segunda actividad», por lo que «no hacen servicios de calle». Además hay unos 80 mandos encargados de la coordinación, lo que deja a menos de 500 efectivos para hacer frente a una de las semanas «más complejas» en materia de seguridad en la ciudad, a lo que hay que sumarle el nivel cuatro de alarma antiterrorista. «El Ayuntamiento dice que hay 400 agentes todos los días en la calle, pero es imposible, tendríamos que estar todos los policías trabajando a la vez durante todo el operativo».

 

Además, según explica el secretario, la falta de agentes ha hecho que se acumulen turnos maratonianos. «El Domingo de Ramos a las tres de la tarde había compañeros que llevaban 16 y 24 horas trabajando sin descanso, de ahí vienen las bajas, y habrá más».

Aunque de momento el Ayuntamiento no se ha pronunciado ante estas acusaciones, el concejal de Seguridad, Mario Cortés, ya explicó ayer ante las 33 bajas simultáneas que estas no afectan al dispositivo especial. Combinando los servicios ordinarios con los extraordinarios, se contemplan unos 2.098 servicios. Con una media de 210 agentes cada día, que se sumarán a los 322 efectivos de media que realizan cada jornada su servicio ordinario en los once distritos de la ciudad. En total, los servicios ordinarios suman un total de 3.225.