El Sindicato Médico reclama en una concentración poner freno a la violencia que sufren los sanitarios

Un momento de la concentración. /SUR
Un momento de la concentración. / SUR

La central sindical expresa su condena por la reciente agresión a una facultativa de urgencias del Hospital Regional y dice que esas conductas violentas cada vez aumentan más

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) ha reclamado este viernes en una concentración medidas urgentes que pongan freno al aumento de las agresiones que padecen los profesionales sanitarios en el ejercicio de su trabajo. La protesta se ha realizado en el acceso al pabellón B del Hospital Regional (antiguo Carlos Haya), con motivo de la agresión cometida contra una médica del servicio de urgencias de ese hospital el pasado domingo a manos de un paciente que se encontraba en estado de embriaguez y que también golpeó a un celador y a dos vigilantes de seguridad. El agresor fue condenado en un juicio rápido a seis meses de prisión, orden de alejamiento y multa. La pena de cárcel quedó en suspenso vinculada a que el condenado no comenta ningún delito en los dos próximos años.

El SMM considera que la situación de agresividad se incrementa cada día con nuevos casos ante la indefensión de los facultativos en los hospitales y centros de salud. «Estas conductas violentas se están convirtiendo en una tónica habitual para asombro de los médicos que ejercen su profesión de manos de pacientes que exigen de forma irrespetuosa, llegando a golpear e insultar, una celeridad y calidad de los servicios sanitarios públicos cuando son atendidos en las urgencias, centros hospitalarios y de salud«, ha dicho el Sindicato Médico.

Por todo ello, el SMM «denuncia y condena enérgicamente este tipo de acciones tan lamentables y demanda medidas para erradicar esta lacra que se extiende en la sociedad y exige respeto a los facultativos, que solo realizan su trabajo para mantener y recuperar la salud de los pacientes«. En lo que va de año, según el registro del Colegio de Médicos de Málaga, 13 facultativos han sufrido una agresión en el ejercicio de su profesión. Ocho de las víctimas son mujeres y los cuatro restantes, hombres.