Sillas, mesas, barriles..., y ahora también bombonas de butano

Botellas de butano en el exterior de un bar./
Botellas de butano en el exterior de un bar.

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Sillas, mesas, barriles... y ahora también bombonas. La Policía Local ha denunciado a un restaurante ubicado en el Centro por hacer acopio de bombonas de butano en la puerta del establecimiento. El restaurante se encuentra en la plaza Jesús Castellanos y la actuación policial se ha producido tras las reiteradas denuncias expuestas por los residentes del entorno a través de las redes sociales.

Esta actuación se produce en paralelo a una nueva ofensiva de los vecinos en contra de la ocupación excesiva e ilegal de la vía pública que realizan algunos negocios del Centro de forma reiterada. Desde la asociación de vecinos Centro Antiguo Málaga denuncian a diario a los establecimientos que consideran infractores, aunque en esta ocasión han encontrado la respuesta de la concejala del distrito Centro, Gemma del Corral, que ha confirmado a través de este mismo medio que se ha tramitado la denuncia.

«Nuestro gremio hostelero es la bomba. ¡No, perdón, es la bombona!», se podía leer en un tuit de la asociación Centro Antiguo de Málaga en la que aparecía la fotografía que acompaña este texto, y en las que se pueden ver cuatro botellas de bombona colocadas en el exterior del establecimiento. Un mensaje que terminaba de la siguiente forma para denunciar esa imagen: ««Buenas prácticas para evitar explosiones «indoor» en @malaga, capítulo 1. #hosteleríaenpositivo».

Por su parte, el responsable del restaurante denunciado, Carlos Cazorla, ha explicado a este periódico que ellos dejaban las bombonas de butano en la puerta cuando tenían que cambiarla por unas nuevas para facilitar el trabajo del reponedor. Según ha manifestado, cuando llegaban por la mañana las sacaban y las cambiaban en cuanto llegaban de la empresa de suministros. Ahora, una vez conocida la denuncia, asegura que no lo han vuelto a hacer y que ya las almacenan en el interior. «Sólo estaban en la calle cuando el negocio estaba cerrado y durante poco tiempo», ha matizado.

En esta ocasión las denuncias vecinales se han concentrado en esta plaza que se encuentra junto a la calle Granada, en donde los residentes denuncian que no se respetan los dos metros obligatorios de paso y que la ocupación ilegal de los diferentes establecimientos que se concentran en la plaza «la hacen casi intransitable» e incluso que se realizan conciertos no autorizados.

Boquete en la Alameda.
Boquete en la Alameda.

Unos boquetes que provocan caídas en la Alameda Principal

Las obras en la Alameda Principal convierten a quienes pasan por allí en auténticos valientes, pues aquello parece más bien un campo de minas, con trampas que acechan a los que no tienen más remedio que transitar por la céntrica zona.

Una de esas trampas está en el lateral norte, a la altura del bar la Axarquía, frente a la calle Ordóñez, donde han quedado al descubierto dos boquetes de considerables dimensiones donde estaban las marquesinas de las paradas de autobuses. Unos boquetes que han provocado más de una caída, según denuncia un quiosquero de la zona, que pide una solución para evitar que esto vuelva a ocurrir.