¿Qué significa el escudo de la ciudad de Málaga?

El escudo de Málaga lleva en la capital desde 1494. / SUR

El blasón de la capital nació hace siglos y ha ido incorporando detalles a lo largo de los años

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

El Escudo de Armas de Málaga fue concedido a la ciudad por los Reyes Católicos mediante la Real Cédula firmada el 30 de agosto de 1494. Desde esa primera fecha, el blasón de la ciudad ha ido incorporando detalles que se han ido documentando a lo largo de los años.

De esta forma, los colores verde (sinople) y morado (violeta) que dividen en dos la bandera, fueron registrados en las Actas Capitulares que se publicaron el 14 de marzo de 1509 con el objetivo de estar presentes en el blasón de la ciudad.

También quedarían registrados los principales iconos de los que consta el escudo. En la zona central se puede apreciar un color rojo (gules) que evoca a los campos durante la reconquista de la ciudad, que tuvo lugar en 1487. Bajo ese 'cielo' de color sangre está la ciudad y la fortaleza de Gibralfaro, ambas de color pardo, en semejanza a su color natural.

En la zona inferior se puede ver a unos hombres sombreados en color blanco (plata) y negro (sable) que simbolizan el Corral de los Cautivos. Estos presos eran cristianos que fueron capturados por los musulmanes y estaban expuestos a la intemperie hasta ser liberados en la reconquista.

Bajo las murallas de la ciudad y Gibralfaro, unas ondas de color blanco (plata) y azul (azur) representan el mar por la honra que los Reyes querían dar al puerto de Málaga. Asimismo, en el cielo rojizo, en par a las torres de Gibralfaro, se encuentran los dos santos mártires malagueños, Ciriaco y Paula, con actitud orante, manto azul (azur) y túnica dorada (oro). Los dos jóvenes romanos, que se convirtieron al cristianismo, prefirieron morir apedreados antes que abandonar sus creencias, dando así nombre a la zona que hoy en día se conoce como Martiricos.

Toda esta iconografía es rodeada por la orladura, mitad verde y mitad morada, que contiene varias divisas doradas de los Reyes Católicos: el yugo con nudo gordiano de Fernando II y el haz de flechas de Isabel I. Además de la forma del escudo, que era la tradicional, en su parte superior se encuentra la corona real española, de oro, con piedras preciosas y cinco florones dorados de hojas de acanto visibles (irían otros tres en su parte posterior).

Alrededor del escudo se encuentra una cinta con los diferentes títulos que ostenta la ciudad. Se puede así leer en ella:

MUY NOBLE, fue concedido en 1492 por acuerdo del Cabildo. Según se indica, por motivo de «la alcurnia y nobleza de la mayor parte de los nuevos pobladores» el lema figuraría desde entonces en todos los documentos oficiales.

MUY LEAL, otorgado por la Real Cédula de Don Felipe IV en 1640 como agradecimiento a los servicios que la ciudad había prestado, sobre todo por las grandes sumas de dinero que Málaga había entregado a la Corona.

TANTO MONTA, que se documenta desde 1642, es uno de los lemas propios que los Reyes Católicos dieron a la ciudad junto a su yugo y flechas. Su origen se encuentra en la leyenda de Alejandro Magno y el nudo gordiano, que Fernando II también tomó para sí.

SIEMPRE DENODADA y LA PRIMERA EN EL PELIGRO DE LA LIBERTAD, son un título y divisa concedidos por Real Decreto de 21 de agosto de 1843, motivados por las luchas políticas que llevaron a la caída del General Espartero.

MUY HOSPITALARIA, establecido el 1 de enero de 1901 por Real Decreto, el origen de este título está en la ayuda que los malagueños ofrecieron en el naufragio de la fragata alemana Gneisenau frente a su costa.

MUY BENÉFICA, otorgado por Real Decreto de 28 de febrero de 1922 por el comportamiento benéfico y altruista que los malagueños tuvieron con los heridos y enfermos de la guerra de Marruecos, para quienes sostuvieron un hospital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos