Salud aumentará el concierto con San Juan de Dios de Málaga para paliar las listas de espera

Autoridades asistentes al acto de San Juan de Dios. /GERMÁN POZO
Autoridades asistentes al acto de San Juan de Dios. / GERMÁN POZO

Carlos Bautista anuncia que el centro asistencial malagueño recibirá a más pacientes de salud mental y cuidados paliativos del SAS

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Junta de Andalucía incrementará el concierto que tiene con el Centro Asistencial San Juan de Dios de Málaga. Así lo ha dicho este miércoles el delegado provincial de Salud y Familias, Carlos Bautista, en una visita realizada a ese centro para ver las mejoras y reformas llevadas a cabo en una serie de espacios e instalaciones del recinto. «Hay un firme compromiso de la Consejería de Salud y Familias de ampliar el concierto con la orden hospitalaria de San Juan de Dios, porque hace un trabajo magnífico, de 10, con una garantía y una calidad asistencial inmejorables», ha indicado Bautista.

El delegado se ha referido a la existencia de unas listas de espera «muy importantes» y que, por tanto, hay que dar repuesta a las necesidades sanitarias de la población. «Es un lujo contar en Málaga con esta institución, con la que vamos a seguir colaborando», ha subrayado Bautista, que ha señalado que se prevé mandar a San Juan de Dios a más pacientes de salud mental y de cuidados paliativos, porque el centro asistencial «ofrece una garantía absoluta».

Bautista ha hecho esas declaraciones junto al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el director gerente del centro asistencial de San Juan de Dios, José Luis Fuentes. De la Torre ha destacado las obras de remodelación llevadas a cabo en una serie de zonas del recinto que «han permitido mejorar la calidad de los espacios». El alcalde ha elogiado la vocación de servicio del personal de San Juan de Dios, con lo que se busca «el bien de las personas acogidas para que estén con la mayor calidad posible». Asimismo, ha recordado que en dos años se cumplirá el centenario de la presencia de San Juan de Dios en Málaga.

Por su parte, José Luis Fuentes ha recalcado que San Juan de Dios es una institución con vocación de servicio público que tiene «un fuerte compromiso social, con un modelo asistencial basado en las personas acogidas». Fuentes ha comentado que la orden tiene 400 centros repartidos por los cinco continentes. Asimismo, ha incidido que colaboran con las administraciones públicas. En el centro asistencial de Málaga se atiende a pacientes que remite la sanidad pública andaluza. Así, tienen concertadas 50 plazas de salud mental para toda Andalucía, 65 de psicogeriatría y 135 de discapacidad intelectual. Aparte, hay un concierto de 20 plazas con la Comunidad de Madrid, un acuerdo con Extremadura, que envía a pacientes en función de sus necesidades para trastornos límites de la personalidad y un convenio de seis plazas con la Ciudad Autónoma de Melilla.

Mejoras y reformas

El alcalde, el delegado de Salud y otras autoridades han visitado los nuevos espacios interiores y exteriores del centro asistencial para conocer la reurbanización de las comunicaciones peatonales que conectan todas las unidades y edificios y permiten hacer más cómodos y accesibles los paseos de pacientes y residentes.

De ese modo, dentro del máster plan del centro y con cargo a los fondos del IRPF, se han venido acometiendo actuaciones ordenadamente desde el año 2014 hasta ahora para favorecer la conexión entre edificios y unidades. Igualmente, se han fomentado las zonas deportivas y de esparcimiento para el ocio y la relajación con el fin de potenciar las relaciones sociales entre profesionales y usuarios de diferentes poblaciones asistenciales a las que se atiende, entre ellas pacientes residenciales, de salud mental, psicogeriatría y discapacidad intelectual.

 Francisco de la Torre y José Luis Fuentes .
Francisco de la Torre y José Luis Fuentes . / GERMÁN POZO

A ese respecto, José Luis Fuentes ha manifestado: «Hoy podemos decir que la puesta en valor de esta reurbanización y de los nuevos espacios del centro, tanto exteriores como los que han venido a mejorar las unidades en el interior de los edificios, ha sido fruto de una apuesta decidida por darles a nuestros residentes y usuarios lo mejor de lo que somos capaces, intentando crear zonas en las que se encuentren y fomenten sus relaciones sociales y que lo hagan de la manera más cómoda posible».

La integración social de los usuarios y la desestigmatización de la enfermedad mental y de la discapacidad son dos de los principales objetivos de este centro en el abordaje de los pacientes, de manera que el proyecto global está para favorecer la inclusión e interacción con los miembros de la comunidad. Hay que reseñar que la unidad de psicogeriatría ha experimentado una ampliación y adecuación de las salas y espacios comunes para dotarlos de mayor funcionalidad para sus residentes y los profesionales que los atienden.