Sabor a Málaga se convierte en el gran escaparate de la agricultura y ganadería malagueñas

Sabor a Málaga se convierte en el gran escaparate de la agricultura y ganadería malagueñas
Salvador Salas

El centenar de empresas que participan en la feria esperan superar las ventas del año pasado, que alcanzaron el millón de euros

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La feria Sabor a Málaga se ha convertido en el gran escaparate de la agricultura y ganadería malagueñas. Su ubicación en el paseo del Parque por segundo año asegura un éxito de público. Muchas personas paseando y también comprando todo tipo de productos, con el aceite o el vino como estrellas indiscutibles, pero también con verduras ecológicas, licores, aceitunas, embutidos de todo tipo, pasteles y repostería y pan podían verse ayer, día de la inauguración.

La feria Sabor a Málaga se celebra desde hace seis años, y este es el segundo en el que se ubica en el Paseo del Parque, «todo un acierto», en opinión del presidente de la Diputación, que ha promocionado este sello de calidad. «Es un orgullo que tantas personas como nos visitan en este puente festivo puedan pasear por aquí y conocer lo mucho y bueno que tiene la provincia», ha afirmado. En su opinión, los productos con el sello de calidad Sabor a Málaga se han convertido en «los grandes embajadores de la provincia». Hoy día son ya unos 800 los productos que cuentan con este sello de calidad, «muy exigente, que garantiza unos mínimos, calidad certificada en unos casos o denominación de origen para los vinos», ha puesto como ejemplo.

Elías Bendodo ha animado a los malagueños a que visiten la feria y realicen sus compras de Navidad en estos puestos, pues supone «generar riqueza que se queda aquí, en nuestros pueblos». Es, por ejemplo, lo que han hecho Marta y Jesús, un matrimonio llegado de Madrid que, con carrito de la compra en mano, han recorrido el Paseo del Parque para hacer sus compras. «Tenemos casa en Málaga y siempre venimos por estas fechas. Aprovechamos para comprar aceite, que es excelente. También queso y algunos embutidos», explicaban.

Son 110 las empresas que participan en la feria. Hay también una zona de restauración, muy concurrida conforme avanzaba la mañana. Callos, ensaladilla rusa, pizzas e incluso huevos ecológicos fritos y costillas de chivo lechal a la plancha se pueden degustar en la feria.

Entre las empresas participantes hay una veintena de almazaras, quince queserías, una docena de bodegas, once obradores de repostería y productos navideños, una decena de empresas cárnicas, ocho cervecerías artesanas, cinco empresas apicultoras y cuatro panaderías. Además, se pueden encontrar mermeladas, destilados, patatas fritas y frutos secos, conservas, cafés, pastas, hierbas aromáticas, especias y cosmética natural, entre otros productos de la provincia.

 

Fotos

Vídeos