El Romeral: el parque de los cuentos

Romualdo Núñez, presidente de vecinos de El Romeral, delante del parque de Los Cuentos./
Romualdo Núñez, presidente de vecinos de El Romeral, delante del parque de Los Cuentos.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

En febrero pasado fue inaugurado en el barrio de El Romeral, en Teatinos, un parque infantil que ha sido bautizado como 'el parque de los Cuentos', pues los elementos de juego recrean personajes o elementos relacionados con algunos de los cuentos tradicionales más conocidos por los niños. El parque ocupa una superficie de 250 metros cuadrados entre las calles Esquilo y Sófocles, y dispone de estructuras que dan forma a un castillo o a una figura a caballo, o en otras que se inspiran en los cuentos de 'Caperucita Roja', 'Los Tres Cerditos' o 'Pinocho'. El presidente de la asociación de vecinos de El Romeral, Romualdo Núñez, no puede evitar comentar que se trata realmente del 'parque de los cuentos'. Lo dice con segundas, porque, según explica, «es realmente un cuento, dada la cantidad de vecinos que hay en el Romeral, alrededor de diez mil residentes, y la población tan grande de niños que hay». Y reconoce a renglón seguido que «realmene esperábamos un recinto al estilo del parque infantil de Parque Litoral, más amplio y con más elementos», porque según señala, «esto por las tardes está repleto de niños». Otra cosa es la limpieza en la zona, que dice «ha mejorado algo últimamente», aunque reclama «más baldeos y más personal».

Obras en calle Esquilo.
Obras en calle Esquilo.

«Este es un barrio joven que parece viejo, porque la inversión municipal ha sido escasa», apunta. «Hicieron muchas viviendas, pero poco más, y echamos en falta equipamiento para tantos habitantes como aquí residimos», dice. Se refiere a la necesidad de un aparcamiento, un mercado y una biblioteca. Como ejemplo cita la instalación estos días de unas farolas en la calle Esquilo, junto al Centro Ciudadano y al campo de fútbol de El Romeral. «Sólo había farolas a un lado de la calle, y con los árboles apenas llegaba luz a la acera, por lo que las están sustituyendo por otras más modernas y están poniendo también farolas en la otra acera, pero sólo en un tramo próximo al Centro Ciudadano porque para el resto dicen que no hay dinero». Aparte de esos equipamientos que pide para el barrio, reclama más vigilancia policial en la zona y el establecimiento de controles de alcoholemia para evitar los excesos de algunos, lo que constituye todo un riesgo.

Caravana en el paseo.
Caravana en el paseo.

Paseo marítimo Ciudad de Melilla: detrás de los autobuses

Dice un lector que cree que Málaga «es la única ciudad del mundo donde las paradas del bus son en un saliente de la acera a la calzada y no al contrario que permitiría la circulación de los vehículos que van detrás del bus». Y envía una fotografía de lo que asegura «es lo habitual en el paseo marítimo Ciudad de Melilla todos los días y a todas las horas(no digamos cuando hay dos cruceros...».

Es cierto que antes en las paradas de autobuses existían unas denominadas 'bahías' o huecos donde entraban los autobuses para recoger o dejar viajeros. Pero hace ya unos años desaparecieron y en algunos casos han sido sustituidas por plataformas que facilitan el acceso de los viajeros al autobús.

¿Por qué ya no existen esos huecos? Es posible que se suprimieran por varios motivos, y en entre ellos mucho tendría que ver que en muchas ocasiones esos huecos estuvieran ocupados por vehículos mal estacionados. Una conducta incívica por la que ahora penamos todos al tener que ir en peregrinación detrás de los autobuses por las calles de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos