El reto de saber cómo se mueven los malagueños

Miguel Ángel Moll, Elvira Maeso e Isabel Gámez, durante la presentación del estudio. /Moreno
Miguel Ángel Moll, Elvira Maeso e Isabel Gámez, durante la presentación del estudio. / Moreno

Un estudio con 30.000 encuestas permitirá crear el modelo del tráfico y la movilidad en la capital

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El reto es conocer cómo, cuándo y a dónde se mueven los malagueños en su día a día, para llegar a un modelo del tráfico y la movilidad en la ciudad de Málaga y poder anticipar las soluciones. Este es el estudio que ha arrancado hoy y que se prolongará durante dos años, a cargo de la empresa Doymo y el Área de Movilidad del Ayuntamiento.

La pieza clave del estudio son 30.000 encuestas, a cargo de doce encuestadores y a lo largo de tres meses, que han empezado esta misma mañana y que se producirán tanto en las viviendas, de forma presencial, como por teléfono y a pie de coche, en los semáforos. A los ciudadanos se les va a preguntar por sus hábitos de movilidad: si utilizan el coche, algún medio de transporte público, la bici o la moto; qué hacen para aparcar, etc., según explican la concejala de Movilidad, Elvira Maeso; y Miguel Ángel Moll, director de Doymo. Además, se hará una radiografía expresa de los usuarios de la EMT y de la carga y descarga. Se recabarán datos en las estaciones de autobuses metropolitanos y de trenes, para conocer los hábitos de los residentes en el área metropolitana y de los turistas. Así como en destinos de gran demanda, tales como centros comerciales, hospitales y el Parque Tecnológico.

Con esta información, se va a crear un modelo de simulación de la movilidad en la ciudad, que permitirá, a juicio de sus impulsores, anticiparse y aportar soluciones a los puntos negros, las congestiones o las vías con más accidentes. Estos hicieron un llamamiento a la ciudadanía a participar en las encuestas, y pusieron de relieve que los técnicos irán debidamente acreditados. Este estudio se ha hecho ya con anterioridad en Barcelona y Baleares; mientras que la herramienta informática que servirá para dar forma al modelo es la misma que se utiliza en grandes urbes como Londres o París.

Moll puso de relieve que este estudio va a servir, por ejemplo, para conocer si los trabajadores del PTA estarían dispuestos a cambiar el coche por otros medios, si los hubiera; así como para revelar «hábitos de movilidad enraizados» en la población, y ofrecerle alternativas mejores. Las consultas estarán abiertas desde hoy hasta el puente de diciembre; y en la primavera del año que viene se espera contar ya con un modelo listo para trabajar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos