La remontada de Vox en Málaga se queda en el cuento de la lechera

Patricia Rueda conversa con la número dos a las municipales en Málaga capital, Sonia Crespo. /Ñito Salas
Patricia Rueda conversa con la número dos a las municipales en Málaga capital, Sonia Crespo. / Ñito Salas

El presunto subidón que hacían valer la última semana de campaña se ha quedado reducido al menos a la mitad y les toca hace mucha campaña a las municipales, que tiene una vertiente más cercana, para dar a conocer sus candidatos

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

En la última semana la remontada de Vox la querían dibujar tan épica como la cabalgada de Santiago Abascal emulando al Cid Campeador. Pero la reconquista, esa por la que batallaron tanto los Reyes Católicos, a los que se le atragantó el sur, fue una difícil contienda que no se libró en dos o tres episodios, sino que duró siglos. Si no tanto tiempo, lo que sí es cierto es que las expectativas de Vox, o su presunto subidón la última semana se ha quedado reducido, con los resultados en la mano, al cuento de la lechera. Crecían las expectativas, y fuentes del partido hablaban de una escalada incluso por encima de los 50 escaños en el Congreso, dos al menos para Málaga. Algunos aventuraban incluso tres. La euforia era total.

Como su trabajo de campaña se ha desempeñado sobre todo en redes sociales, manejando los tiempos, sus mensajes y sus memes, el partido hacía llegar sus vídeos, que han ido insuflando los ánimos de sus votantes, que es cierto es que son muy acólitos y que hacen más ruido que el resto. Será la ilusión de los advenedizos a la política; que les acaba haciendo creer que esto es de verdad una contienda. Y de ilusiones se vive, pero la realidad es que los al menos dos diputados que iban a tener por la provincia se han quedado a la mitad porque Podemos les ha dado un zarpazo de 4.000 votos en los llamados restos. Las cuentas.

La realidad es que ahora les toca hacer mucha campaña cara a las municipales porque aunque la marca ya es de sobra conocida, y genera fuertes adhesiones y sonados rechazos, lo cierto es que los candidatos necesitan llegar a sus electores porque las locales suelen ser de ponerle cara al alcalde; y ellos en estas lides son aún unos perfectos desconocidos.

Más