Del reciclado a la donación o atención a mayores; así innovan los colegios malagueños

Martín Haro, alumno de 2.º de la ESO, y Juan Luis, profesor del Francisco Echamendi, de Marbella. A la derecha, Francisco Belil, en un programa de radio escolar. :: fernando torres /
Martín Haro, alumno de 2.º de la ESO, y Juan Luis, profesor del Francisco Echamendi, de Marbella. A la derecha, Francisco Belil, en un programa de radio escolar. :: fernando torres

La Fundación Princesa de Girona reúne en Fuengirola a 700 docentes en su jornada anual dedicada al talento emprendedor

FRANCISCO GUTIÉRREZ MÁLAGA.

Recuperar un parque abandonado, reciclar, cuidar el entorno, colaborar en la donación de sangre o ayudar a personas mayores. Son algunos de los proyectos de innovación educativa que se llevan a cabo en colegios malagueños y que han sido seleccionados en el programa 'Educar el talento emprendedor' de la Fundación Princesa de Girona. Cinco de los 20 proyectos seleccionados en el programa a nivel nacional son de colegios malagueños. Ayer, docentes de toda España pudieron conocer todos estos proyectos en una jornada educativa que, organizada por la Fundación Princesa de Girona, se desarrolló en el Auditorio de Fuengirola.

La innovación y el emprendimiento también se aprenden. Y en esta tarea, la función de los docentes es esencial. Aprender nuevas técnicas y, sobre todo, sacar conclusiones de proyectos ya en marcha que están dando buenos resultados es el objetivo de la jornada desarrollada ayer. Así lo expuso el presidente, Francisco Belil, al hablar de los objetivo de la fundación: «Trabajamos para los jóvenes, para que estén mejor preparados y puedan desarrollar todo su potencial y talento. Y hemos visto que la manera de multiplicar el efecto de nuestras acciones es incidir no en cada uno de los jóvenes, sino en sus maestros y profesores: estando ellos formados en estas técnicas, se multiplican los resultados», señaló. Para Belil, innovar y emprender «no es solo que una persona se lance a crear su propia empresa; innovar es mejorar en nuestra actividad diaria, en el trabajo, en el hogar, hacer cosas nuevas y diferentes; si el ser humano ha llegado hasta donde ha llegado, del fuego a internet, es porque ha habido personas pensando en cómo mejorar, y eso es innovar», resumió.

Y a esto se ha dedicado la jornada de ayer, con unos 700 docentes y estudiantes de los grados de Ciencias de la Educación de diferentes universidades. Fueron recibidos por niños y niñas del CEIP Andalucía, con su director, Francisco José Gutiérrez, y madres del AMPA. Han sido los anfitriones de esta jornada formativa ya que este colegio de Fuengirola ha sido reconocido este año con el premio Escuela Emprendedora, de esta misma fundación.

Proyectos emprendedores

Los participantes pudieron conocer más en profundidad una selección de los proyectos de emprendimiento educativo desarrollados durante el curso pasado en el marco del programa 'Educar el talento emprendedor', de la Fundación Princesa de Girona. En 20 mesas de trabajo distribuidas por el propio auditorio y el patio exterior, los responsables de estos proyectos los expusieron ante un grupo de participantes, que iban pasando de uno a otro proyecto para conocerlos en profundidad.

De Málaga han sido seleccionados los trabajos de los colegios Francisco Echamendi, de Marbella; Cristo Rey, San José Obrero, Padre Jacobo y el Platero Green School de Málaga. Martín Haro, alumno de segundo de la ESO del colegio marbellí, explicaba con soltura al auditorio su proyecto: han recuperado un parque abandonado. Su profesor, Juan Luis, apunta que el proyecto sigue vigente, pues tienen por delante el mantenimiento y catalogación de las especies, entre otros trabajos.

El colegio Cristo Rey ha sido seleccionado por su proyecto para implicar en la limpieza del barrio y el San José Obrero, por su campaña de concienciación para la donación de sangre. El Padre Jacobo ha desarrollado un proyecto para ayudar a personas mayores y Platero Green School se ha acercado al arte con un proyecto multidisciplinar.

Ponentes internacionales

La jornada contó, además, con dos ponentes internacionales. El profesor de la Universidad de Winchester y científico cognitivo Guy Claxton habló sobre los nuevos métodos educativos. Se trata de que los niños «aprendan a aprender. Los alumnos no emprenden si se les da todo hecho, solo si se les deja libertad podrán ser emprendedores». Para el profesor Claxton, emprender está relacionado con las habilidades para ser independiente, tener un espíritu crítico y ser creativos. «Hay que dejar que los niños se equivoquen, es la manera que tenemos para que avancen en el conocimiento», afirmó.

La segunda ponencia estuvo a cargo del físico teórico Rolf Tarrach, quien habló sobre cómo las tecnologías de la comunicación están cambiando la manera de comunicarnos. Del peligro de la inmediatez y de la falta de calidad o verificación de las noticias, y de la necesidad de educar a los niños y jóvenes para que sepan diferenciar «una información fiable de la que no lo es».

 

Fotos

Vídeos