El PP rearma su dirección cara al ciclo electoral

Vista de una reunión de la junta directiva provincial./SUR
Vista de una reunión de la junta directiva provincial. / SUR

Elías Bendodo remodelará la cúpula provincial tras los movimientos para cubrir puestos en la Junta y engrasar la maquinaria para las citas con las urnas

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El PPde Málaga vive unos días agitados a consecuencia de los movimientos que se están produciendo para cubrir puestos en la estructura de las distintas consejerías de la Junta de Andalucía y en el ámbito territorial con la designación de los delegados provinciales. Aún quedan algunos nombramientos pendientes, entre ellos, en cargos tan apetecidos como la presidencia de la Autoridad Portuaria –en los últimos días ha cogido fuerza la opción de que pueda ocuparlo el exsubdelegado del Gobierno en la provincia, Carlos Rubio, un 'casadista', que se une así a los nombres de la diputada Celia Villalobos y el senador Joaquín Ramírez–. En este escenario de vaivenes institucionales, la formación de centro-derecha pretende que el partido no quede debilitado y menos ante el ciclo electoral que marca el calendario: comicios municipales y europeos el 26 de mayo y las elecciones generales, cuya fecha se prevé que hoy haga pública el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Por ello, Elías Bendodo, presidente de los populares malagueños, va a remodelar la cúpula de la dirección provincial con la vista puesta en las citas con las urnas y para engrasar la maquinaria electoral.

Desde sus nuevas responsabilidades como hombre fuerte del Gobierno andaluz al frente de la Consejería de Presidencia y la portavocía del bipartito de PPy Ciudadanos, Bendodo es consciente de que tiene menos tiempos para ejercer la presidencia del partido en Málaga. Esa circunstancia hará que su número dos y nueva delegada del Gobierno de la Junta en la provincia, Patricia Navarro, adquiera un mayor protagonismo y poder en la gestión diaria del PP de Málaga. Dado que debe compatibilizar sus responsabilidades públicas con las orgánicas, algunas fuentes apuntan a que es previsible el nombramiento de un colaborador (se podría recurrir a la figura de un coordinador general) de la secretaria general que le ayude desde el puente de mando.

Al igual que sucede con el resto de los nombres y el alcance de la reestructuración, hay mucho hermetismo. Bendodo guarda con celo los cambios en su particular libreta azul y no los desvelarás hasta la junta directiva provincial prevista para la tarde de este viernes. Asimismo se prevé reestructurar y reforzar los equipos de campaña. En este punto, el coordinador general de la campaña es Manuel Marmolejo, el de la capital, Carlos Conde, y el de la provincia, Natacha Rivas.

Una de las incógnitas gira en torno a Miguel Briones, actual vicesecretario de Málaga capital, y que ha sido nombrado número tres de Interior en la Junta, lo que le obligará a estar en Sevilla. Este hecho, según algunas fuentes, puede motivar su relevo en la cúpula del partido ya que una de las prioridades electorales del PPes conservar la Alcaldía de Málaga que ostenta desde 1995 y para ello se debe rearmar el partido en la capital, donde empujan con fuerza y al alza formaciones conservadoras como Ciudadanos y Vox, que disputan el espacio electoral a los populares.

Pistas para las listas

Los cambios, según añadieron las fuentes, también tendrán una segunda lectura en clave electoral ya que puedan dar algunas pistas sobre quienes se sitúan en la carrera para entrar en las listas electorales de las próximas municipales, principalmente, en la capital, donde los puestos están muy cotizados.

Otro de los asuntos que hoy se aclarará es qué va a pasar con Mercedes García Paine, nombrada delegada de Educación a propuesta de Ciudadanos, y que desde el último congreso provincial (el de 2017), donde fue fichada por Bendodo como representante de la sociedad civil, es la coordinadora de Acción Social del PPen la capital. Sobre el futuro de esta activista, las fuentes consultadas apuntan a dos teorías: de un lado están quienes creen que debería ser destituida de sus responsabilidades y de otro están aquellos que creen que es positivo haber situado a «una de los nuestros» en Ciudadanos.

Sea como fuere, los populares saldrán hoy de su sede provincial de la avenida de Andalucía de nuevo con el mono electoral puesto para afrontar un intenso y trascendental ciclo electoral donde el PP, al igual que el resto de partidos, se juega mucho en una provincia, Málaga, que volverá a ser clave y campo de batalla.