Reaniman a un hombre que entró en parada cardiaca con el desfibrilador del Palacio de Deportes

Imagen del estadio de atletismo. Arriba, uno de los desfibriladores del Ayuntamiento de Málaga./SUR
Imagen del estadio de atletismo. Arriba, uno de los desfibriladores del Ayuntamiento de Málaga. / SUR

Entró en parada respiratoria en las proximidades del Estadio de Atletismo este lunes

SURMálaga

El desfibrilador del Palacio de Deportes José María Martín Carpena ha sido utilizado con éxito para reanimar a una persona que entró en parada cardiaca. Los hechos ocurrieron el lunes 17, pasadas las seis de la tarde, en las proximidades del Estadio de Atletismo.

De acuerdo a la información facilitada por un empleado del Palacio, tras ser alertados de la emergencia por un particular, se trasladaron con el desfibrilador a la zona en la que se encontraba el varón, que había entrado en parada cardiaca y junto al que se encontraba una médico voluntaria. El desfibrilador fue utilizado por ella para la realizar la reanimación -si bien los empleados del Palacio que se desplazaron hasta allí habían recibido formación para el uso de este dispositivo- hasta que el hombre recuperó la respiración y fue trasladado al hospital.

Red de desfibriladores

El Ayuntamiento de Málaga dispone ya de un total de 133 desfibriladores, tras la adquisición de 58 nuevos aparatos que se incorporaron el pasado mes de agosto a la red de edificios municipales, museos, paseos marítimos, aparcamientos municipales y, de forma pionera en España, en los autobuses urbanos (líneas C1 y C2); a estos hay que añadir lo que utiliza Protección Civil en sus intervenciones.

El Consistorio tiene previsto licitar este año una nueva ampliación de la red de desfibriladores, por importe de 60.000 euros, con la que se alcanzarán un número de unidades próximo a los 200 dispositivos.

Cada uno de los equipos está integrado por un desfibrilador semiautomático con electrodo para adulto, electrodo pediátrico, batería y bolsa de transporte; un paquete básico de reanimación cardiopulmonar (integrado por una rasuradora, tijera de ropa y mascarillas con válvula antiretorno para la reanimación cardiopulmonar básica); panel señalizador; papel informativo con el protocolo a desarrollar y vitrina con alarma acústica de apertura.

El aumento del número de desfibriladores responde al compromiso por parte del equipo de gobierno municipal, de dotar de estos dispositivos -que pueden ayudar a salvar vidas en episodios de parada cardiaca extrahospitalaria- al mayor número de espacios públicos de la ciudad. De hecho, la instalación de desfibriladores es una de las 246 medidas que contempla el Plan Municipal Málaga Ciudad Saludable aprobado en 2016 por el Consistorio. A este Plan se suma el trabajo que se realiza periódicamente en el marco de la Agrupación de Desarrollo Málaga Ciudad Saludable -integrada por el Ayuntamiento y las entidades que trabajan por la promoción de hábitos saludables - con acciones concretas como la celebración, el año pasado, de la primera Semana Saludable y cardioprotegida en Málaga donde se ofrecieron conferencias y talleres de soporte vital básico, manejo del desfibrililador y resucitación cardiopulmonar.

Además, la continua ampliación de esta red de desfibriladores va en sintonía con las políticas de Málaga como smart city, ya que acerca las nuevas tecnologías y la innovación a la ciudadanía y las pone a su servicio a través de estos dispositivos.

Formación para el uso de desfibriladores

La adquisición de los nuevos desfibriladores va acompañada de una formación específica para su uso, de hasta dos personas por cada uno de los dispositivos. Para ello se realizan talleres con una duración mínima de 5 horas y se llevan a cabo en el momento de su ubicación en las diferentes dependencias. La formación, gratuita, corre a cargo de profesionales médicos de las asociaciones SEMICYUC y de EXPAUMI que, además de mostrar el uso del dispositivo, enseñan técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) para intervenciones de emergencia.

En total, 800 empleados municipales van a recibir formación para el uso de desfibriladores en los próximos meses. El primero de los cursos tuvo lugar el pasado mes de junio y fue impartido en la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Málaga (ESPAM).

 

Fotos

Vídeos