La Mirilla

El Real Club Mediterráneo celebra la 39 edición de su Máster de Frontón Juan Díaz

Foto de familia de los premiados en las dependencias del Real Club Mediterráneo./
Foto de familia de los premiados en las dependencias del Real Club Mediterráneo.

El evento, en la que fue nombrada la madrina Carmen Martín, también otorgó la pala de oro a Cristóbal Arrebola, y palas de plata a Agustín Moreno, Lluis Sanvicens y Juanjo Guerrero

Emilio Morales
EMILIO MORALESMálaga

Uno de esos eventos que se han instaurado como tradición en la ciudad. El Campeonato Juan Díaz de Frontón del Real Club Mediterráneo llegó hace tan solo unos días a su edición 39 con un nuevo éxito de participación entre los asistentes, que ven siempre este evento como una oportunidad social de despedir el verano en el club malagueño situado a los pies de La Farola, en el que se impusieron la pareja formada por Alfonso García Cabrera y Félix Ruiz del Portal.

El evento, en la que fue nombrada la madrina Carmen Martín, también otorgó la pala de oro a Cristóbal Arrebola, y palas de plata a los nuevos máster: Agustín Moreno, Lluis Sanvicens y Juanjo Guerrero.

«Existen eventos con solera en el Real Club Mediterráneo, pero pocos al nivel del Máster de Frontón. La competición que rinde tributo al malogrado Juan Díaz sigue cumpliendo ediciones» explican desde el club en declaraciones a este periódico. El colofón al torneo llega la noche de la final. En la Pérgola del Club. Allí un numeroso grupo de socios del RCM y 'amigos del Máster' dan continuidad a una tradición que data de 1981. Cena, homenajes y diversión hasta la madrugada.

Los patrocinadores de este evento fueron Safa Motor, Cocom Comunicación, Joyería Andrés Olivares, Bumpers, Despacho Jiménez Moreno, Engel & Volkers, Gross Dentistas, Navarro Hermanos, Los Delfines, Billmore, Hotel Rincosol, joyería Miguel Ángel Heredia, joyería Paco Ruiz, Hago y Medical Service Care, que permitieron que este encuentro se pudiese hacer realidad y esté a tan solo un año de su cuarenta aniversario.«Un año más nos reunimos muchos amigos en torno a un máster que es la excusa perfecta para despedir el verano en nuestro club», explica uno de los participantes.