Los puertos también pueden ser sostenibles

Los puertos también pueden ser sostenibles
Francis Silva

Expertos en gestión energética y ambiental analizan en Málaga las estrategias para reducir la contaminación en estos espacios de carácter industrial

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Defender el carácter industrial del Puerto de Málaga, con todo lo que eso implica, y avanzar a la vez en estrategias que permitan reducir la huella contaminante de estos espacios a pesar de esa imprescindible carga industrial no sólo son ideas compatibles, sino que además pueden (y deben) ir de la mano. Y pueden hacerlo gracias a los avances en materia de gestión energética y ambiental, convertidos en el eje de una jornada que se ha celebrado esta mañana en el corazón del propio puerto y que ha reunido a especialistas en la materia de la mano de la Fundación Gas Natural Fenosa, la Agencia Andaluza de la Energía dependiente de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía y la Autoridad Portuaria.

La cita ha dejado (casi) pequeño el salón de actos del edificio de Estudios Portuarios, que durante toda la mañana ha aportado ante más de un centenar de profesionales las líneas maestras de estos avances bajo el título 'Smart Ports. Gestión energética de puertos andaluces': la importancia de estos espacios como motores económicos y de empleo queda avalada en la cifra de que los puertos de la comunidad autónoma generan una actividad que generan el 5% del PIB en la región. Avanzar hacia la sostenibilidad de las diferentes actividades que se generan en su seno cerraría una especie de círculo virtuoso que contribuiría además a su mejor integración en las ciudades a las que prestan servicio. Es el caso del Puerto de Málaga, tal y como ha avanzado el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, quien ha destacado su carácter «urbano» y además vinculado «con el origen de la ciudad», de ahí la necesidad -ha destacado- de «implementar modelos respetuosos con el medio ambiente». En este sentido, Plata ha avanzado que el de Málaga se encuentra en la «zona intermedia» del ránking que mide la necesaria sostenibilidad de estos espacios; y en la misma línea se ha manifestado el consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta, Javier Carnero, quien ha confirmado que el ejecutivo autonómico trabaja «en impulsar la transformación energética de los puertos andaluces, para mejorar tanto su competitividad como la sostenibilidad ambiental del transporte marítimo».

El despliegue de redes inteligentes, la generación de energía mediante fuentes renovables o el impulso de sistemas alternativos para suministrar energía a los buques son algunos de los retos que aborda el sector asumiendo siempre -y según ha destacado Plata- que «los barcos son grandes contaminantes».

De su estudio y la implantación de medidas que contribuyan a reducir este impacto se encargan entidades como Gas Natural Fenosa, que ha estado representada en el director general de su fundación, Martí Solà. El directivo ha insistido en el compromiso de la compañía por la promoción de los smart ports, y ha recordado que «el desarrollo eficiente de los nodos portuarios será el principal camino para conseguir un desarrollo sostenible que asegure un futuro mejor». En este sentido, Solà se ha referido a experiencias de bajo impacto contaminante que ya funcionan en España y que tienen como protagonista al gas natural licuado, cuyas ventajas ya se aprecian, por ejemplo, en uno de los ferrys que conectan Barcelona con Mallorca. Para facilitar la comprensión de estas nuevas formas de energía, el director general de la fundación Gas Natural Fenosa ha emplazado a la visita de un 'Energytruck', un camión que en estos días ocupa la entrada principal del Puerto de Málaga y donde se muestra de una manera «visual e interactiva qué es la energía y cómo podemos consumirla».

A pesar de que hay que tener en cuenta que muchos de estos avances llegarán en el medio plazo y que además requieren de una inversión económica importante, el Puerto de Málaga ya ha puesto en marcha dos proyectos que avanzan en el camino del 'smart port' o puerto inteligente. El primero de ellos, Location, es fruto de la colaboración entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Málaga y está centrado en la mejora del transporte de los cruceristas desde la central de llegadas hacia el centro de la ciudad: la prolongación del carril bici hacia el dique de Levante o la apuesta por los vehículos eléctricos son dos de las principales actuaciones en este capítulo.

Por otra parte, también está previsto que a lo largo de 2019 comiencen las pruebas de un autobús eléctrico sin conductor que hará de 'shuttle' o lanzadera entre el centro de la ciudad y la terminal de cruceros, y que sin duda representará una iniciativa de calado para reducir el traslado convencional de pasajeros entre ambos puntos.

 

Fotos

Vídeos