El Puerto alerta de que Málaga puede quedarse fuera del circuito de mercancías

El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, este miércoles./Félix Palacios
El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, este miércoles. / Félix Palacios

El presidente de la Autoridad Portuaria propone convertir la Casa de Botes en un restaurante emblemático y crear un nuevo muelle en el entorno del Guadalmedina

JUAN SOTOMálaga

El Puerto ha mostrado hoy su preocupación por la falta de un corredor ferroviario potente, una infraestructura necesaria para que Málaga no se quede fuera del circuito de mercancías. El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, ha explicado que la conexión buque-ferrocarril debe ser uno de las prioridades para los próximos años y ha pedido ayuda a las diferentes administraciones para que eviten que los puertos andaluces se queden fuera de juego. «Los puertos andaluces pueden quedar secados» -ha dicho- por falta de corredores potentes, ya que gran parte de este tráfico lo ha captado el eje Valencia-Lisboa.

Del mismo modo, Rubio quiere sellar alianzas con empresas andaluzas y del norte de África para aumentar el tráfico de mercancías y mejorar su actividad económica. El presidente de la Autoridad Portuaria ha desvelado que para ello quieren crear un nueva línea de atraque en el muelle ocho, el de pescadería, para reforzar dichas actividades. Para ello ha avanzado que se trasladarán los edificios de esta zona a nuevos muelles que se construirán en el entorno del Guadalmedina y que se creará un nuevo puente para unir esta zona con la de San Andrés.

Durante su participación en el fórum Nueva Economía, Rubio ha desgranado las principales amenazas y objetivos para el futuro más inmediato y se ha propuesto diversificar los ingresos para seguir creciendo. Entre otros ha apostado por potenciar turismo náutico de alto nivel, la creación de una marina de megayates (ya están estudiando las tres ofertas presentadas), la apertura de un restaurante de prestigio en la antigua Casa de Botes o mejorar las referididas conexiones ferroviarias para facilitar el transporte de mercancías.

En este proyecto de crecimiento, Rubio también ha destacado la importancia del futuro plan en Muelle de Heredia que permitirá la creación de hasta 26.000 metros cuadrados de oficinas de alto nivel. Aunque se trata de una operación compleja por los usos actuales de dicha zona, Rubio ha avanzado que su intención es que el Puerto asuma las cargas y traslade la comandancia de la Guardia Civil y las dependencias de la Agencia Tributaria a otras zonas. Igualmente, sobre el proyecto del auditorio ha dicho que apoyará al alcalde en lo que necesite.

Rubio ha reconocido que el potencial de crecimiento físico del Puerto está algo limitado por la forma que tiene la ciudad, ya que la única posibilidad sería crecer hacia el mar. Y por ello ha desvelado que han planteado conseguir una superficie logística fuera del recinto portuario que les permita facilitar las operaciones de intermodalidad. Sobre este aspecto también se ha mostrado preocupado porque la actual línea férrea es compartida con el Cercanías, con lo que se limitan las ventanas de utilización.

Cuestionado sobre otros aspectos, Carlos Rubio ha explicado que aún no han recibido ningún proyecto para volver a instalar la noria en otra ubicación y ha valorado la importancia que tendrá el futuro hotel en el dique de Levante.