El Puerto abre el concurso para ocupar los últimos silos de graneles

Ambas instalaciones estarán destinadas a productos líquidos, como el aceite, con un plazo de explotación de seis años

I. LILLO MÁLAGA.

La Autoridad Portuaria inició ayer, mediante su publicación en el BOE, el concurso para la adjudicación a un operador privado de la ocupación y explotación de dos silos verticales. Estos almacenes estarán destinados a la recepción, almacenamiento y entrega de graneles líquidos, como el aceite u otros. Ambos estarán ubicados al fondo de los muelles 6 y 7, según consta en la convocatoria pública.

Se trata de una parcela con una superficie de 462 metros cuadrados, en cuyo interior existen dos depósitos de chapa de acero al carbono de planta circular, con una capacidad de almacenamiento conjunta de 3.312 metros cúbicos, según informaron desde la Autoridad Portuaria de Málaga.

La empresa adjudicataria tendrá seis años prorrogables para su explotación. Se trata prácticamente de las últimas parcelas disponibles en los muelles de la capital para estos usos logísticos, puesto que el espacio destinado a graneles está casi colmatado en las instalaciones actuales.

De ahí que para los gestores de la Autoridad Portuaria es una prioridad habilitar nuevos espacios de almacenamiento, que pasan por la reforma y acondicionamiento al uso industrial del muelle de Pescadería, que está actualmente en desuso. Con los trámites y obras necesarias, el proyecto no podrá ser una realidad antes de dos años, con un presupuesto de unos 20 millones de euros.

Los graneles, especialmente los agroalimentarios, se han convertido en uno de los principales tráficos en la rada malagueña, que se han triplicado en los últimos años. Si 2018 se cerró con unas 750.000 toneladas, este ejercicio se prevé alcanzar las 800.000.