El PSOE enarbola la gestión de Díaz como aval electoral

Los socialistas malagueños pondrán en valor la labor de la Junta para preparar los comicios autonómicos y municipales del próximo año. García y Lima ganan peso político

Ruiz Espejo con los malagueños del comité director andaluz. /SUR
Ruiz Espejo con los malagueños del comité director andaluz. / SUR
Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Una amplia representación del socialismo malagueño, encabezada por su secretario general, José Luis Ruiz Espejo, acudió el pasado lunes a la reunión, en Sevilla, del comité director –máximo órgano entre congresos– del PSOE de Andalucía y donde el partido se puso las pilas cara a un año preelectoral que desembocará en el 2019, donde habrá comicios autonómicos (en marzo) y municipales y europeos (el 9 de junio). En ese contexto, la hoja de ruta del PSOE de Málaga viene marcada por el principio de que hay que hacer un buen trabajo en este año para poder ganar los comicios en el próximo, según subrayan fuentes consultadas. Y para ello, los socialistas malagueños enarbolarán la gestión de Susana Díaz al frente de la Junta y su modelo de gobierno frente al del Ejecutivo central, del PP, como aval para encarar la cita con las urnas.

«La acción de gobierno y el liderazgo de Susana Díaz son nuestros avales de estabilidad y victoria», subrayó Ruiz Espejo durante su intervención del lunes en el comité director, donde también hizo referencia al liderazgo «débil» de Juanma Moreno, presidente del PPde Andalucía. El secretario general del PSOE de Málaga es, a su vez, delegado de la Junta en la provincia.

La puesta en valor de políticas como las bonificaciones para las matrículas universitarias, la renta mínima de inserción social, la oferta pública de empleo en la sanidad y la educación con un aumento de plazas o la apuesta por las políticas sociales serán algunos de los ejes en los que insistirá el PSOE de Málaga junto a las críticas al Ejecutivo de Mariano Rajoy en cuestiones como las pensiones o las infraestructuras en la provincia.

Susana Díaz ha repetido, por activa y por pasiva, que no va a haber adelanto electoral en Andalucía. Aún así, la primera cita con las urnas a la que están llamados los malagueños serán las autonómicas de marzo de 2019. Y con ese chip trabaja el PSOE de Málaga, que considera que esos comicios son «fundamentales» por dos motivos, según las fuentes. De un lado para contribuir desde la provincia a mantener el gobierno de la Junta ganando en el territorio por el que se presenta el líder de la oposición, Juanma Moreno, y para llegar «con el viento a favor» a las municipales. En la sala de máquinas socialista se confía en repetir lo ocurrido en 2015, cuando el PSOE volvió a ganar, tras once años, unas municipales en Málaga con el 30% de los votos y esta tendencia contribuyó a mejorar los resultados de las municipales, meses después.

Comisión de listas

En ese comité director se nombró la comisión regional de listas –un órgano de gran importancia porque es el que controla la configuración de las candidaturas a las elecciones– formada por quince miembros (siete de la dirección regional y ocho de las provincias). Entre ellos hay dos malagueños: Francisco Conejo, secretario de Política Institucional del PSOE-A y portavoz en la Diputación, y Antonia García, actual vicesecretaria general del PSOE de Málaga.

La designación de García para este puesto, así como el nombramiento de Fuensanta Lima, también vicesecretaria general del PSOE de Málaga, como senadora por designación autonómica (tomará posesión mañana, jueves) evidencian que ambas políticas, integrantes del núcleo duro de Ruiz Espejo, van adquiriendo cada vez un mayor peso y protagonismo político.

Por otro lado y cara a las elecciones municipales, desde el PSOE de Málaga se está a la espera de que la dirección federal apruebe el calendario para designar a sus candidatos a las alcaldías. La tradición histórica en el socialismo es que estas designaciones tengan lugar antes de agosto o en el arranque del otoño del año preelctoral,es decir en este 2018. Y en el caso de las ciudades de más de 20.000 habitantes se tendrán que convocar primarias. En 2015 sólo se desarrollaron en cuatro municipios, en los que hubo dos candidatos: Ronda (Teresa Valdenebro venció a Isabel Aguilera); Vélez-Málaga (Antonio Moreno se impuso a Juan Carlos Márquez); Mijas (Fuensanta Lima ganó a Juan Carlos Maldonado, quien poco después se fue a Ciudadanos, partido por el que hoy es alcalde de la localidad); y Fuengirola (Javier García León ganó a Sheila Borrego).

El próximo 10 de febrero el PSOE de Málaga celebrará un comité provincial y una semana después los alcaldes, portavoces municipales y secretarios generales del partido se reunirán para perfilar sus estrategias políticas en este 2018, según avanzaron las fuentes consultadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos