El PSOE denuncia la plaga de roedores que está afectando «gravemente» a Málaga

El PSOE denuncia la plaga de roedores que está afectando «gravemente» a Málaga

El Grupo Municipal Socialista critica su presencia en diferentes plazas y espacios públicos, incluyendo parques infantiles

SUR

El Grupo Municipal Socialista ha denunciado que el conjunto de la ciudad de Málaga y, en especial los barrios, están sufriendo los efectos de una plaga de roedores que ha hecho acto de presencia en diferentes plazas y espacios públicos, incluyendo parques infantiles. «Reiteradamente los socialistas hemos denunciado esta situación que diariamente viven vecinos de diversos puntos de la ciudad, sobre todo barriadas como Puerta Blanca, El Palo, Campanillas o Churriana, donde se ha detectado una presencia muy elevada de ratas», indica su portavoz, Daniel Pérez.

«Resulta muy preocupante que vecinos hayan realizado constantes reclamaciones sin que el Ayuntamiento haya hecho nada al respecto como ocurrió hace unos meses en el caso de los vecinos de Plaza César Álvarez Dumont, situada en Puerta Blanca, que cuenta con un parque infantil donde los roedores llevan mucho tiempo haciendo acto de presencia a plena luz del día, generando inquietud entre los padres y madres de los niños que juegan allí», informa.

Noticias relacionadas

El responsable socialista ha apuntado que llevarán una moción al Pleno ordinario de este mes en la que instarán al Área de Sostenibilidad Medioambiental «a poner en marcha un plan de refuerzo en las fechas de mayor presencia de roedores en la ciudad, logrando una mayor efectividad y reduciendo la presencia en nuestras calles».

«Además es necesario incrementar el control por parte del Servicio de Vigilancia Sanitaria Ambiental a la empresa adjudicataria de este servicio de desratización para evaluar el cumplimiento de su labor y trabaje de una manera mucho más eficiente a cómo lo hace actualmente y que ha conllevado innumerables denuncias vecinales».

Además, apunta el portavoz, «las ratas están generando un problema de salud pública puesto que se trata de animales que son vectores de transmisión de enfermedades. Por ello deben estar controladas, conociendo previamente su ciclo vital y evitar así que se puedan reproducir y causen los problemas que están ocasionando en tantas barriadas de Málaga».

«Asimismo LIMASA debe mejorar el servicio de recogida de residuos orgánicos depositados fuera del contenedor así como a su limpieza, para impedir la proliferación de roedores por la zona. Asimismo el equipo de gobierno tiene que hacer el trabajo que lleva tanto tiempo sin realizar para acabar con los problemas de roedores y para ello es obligatorio aumentar el control sobre los solares abandonados que se han transformado en escombreras y vertederos públicos donde proliferan estos animales», indica.

«Nuestra ciudad está desatendida como demuestra el abandono por parte del alcalde De la Torre y su gobierno de los equipamientos públicos. Esta es la realidad de la Málaga olvidada y abandonada por el Partido Popular, una Málaga que los socialistas queremos transformar», manifiesta Pérez.

Por su parte la concejala socialista responsable de Medio Ambiente, Begoña Medina, ha adelantado que «el Grupo Socialista incluirá un punto para lograr un mayor control de los solares públicos y privados que se encuentran convertidos en auténticas escombreras que contribuyen a la proliferación de roedores».

En este sentido también insiste en la urgencia de incrementar la limpieza y retirada de residuos en los cauces urbanos de la ciudad para evitar la concentración de estos roedores, que están generando graves problemas de salubridad a los vecinos de estas barriadas. «Hay una enorme preocupación entre los vecinos y vecinas, que ha supuesto incluso la recogida de firmas que el Ayuntamiento les haga caso. Ocurre lo mismo en el caso del alcantarillado, que tienen una fuerte presencia de ratas y que deben experimentar un aumento en los trabajos de limpieza para contribuir a eliminar esta presencia de roedores».

Según recuerda Medina «en 1995, cuando el Partido Popular entró a gobernar en el Ayuntamiento de Málaga, éste dejó de prestar el servicio de desratización con personal propio y desde entonces es una empresa externa la encargada del control de plagas. A esto se le une que en la actualidad sólo hay cuatro trabajadores en nuestra ciudad que trabajan en el servicio de control de roedores, destinándose además escasos medios económicos si los comparamos con otras ciudades como Toledo».

«Pese a la alarma que existe entre los vecinos y vecinas de Málaga, el equipo de gobierno no está haciendo nada. No sólo hay que atajar el problema sino realizar planes preventivos para que los ciudadanos no tengan que sufrir las consecuencias derivadas de esta plaga de ratas. La dejadez del gobierno del PP en Málaga ha propiciado que el número de roedores crezca y se convierta en una cuestión de salud pública que hay que resolver de manera inmediata», concluye la edil socialista.