El PSOE denuncia que el Ayuntamiento de Málaga recaudará más este año por plusvalías

Daniel Pérez, esta mañana en la puerta del Ayuntamiento, con un esquema sobre las plusvalías. /Migue Fernández
Daniel Pérez, esta mañana en la puerta del Ayuntamiento, con un esquema sobre las plusvalías. / Migue Fernández

El equipo de gobierno defiende que hay ayudas de hasta el 95% para el pago del impuesto a las familias que lo necesitan

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El polémico asunto de las plusvalías volverá a ser uno de los principales caballos de batalla en el mandato recién estrenado en el Ayuntamiento de la capital. Daniel Pérez, portavoz socialista y líder de la oposición, denuncia que el nuevo presupuesto municipal del PP y Ciudadanos mantiene la «gran injusticia» del impuesto de las plusvalías por herencia, «el mayor expolio que sufren las familias».

El portavoz socialista puso de relieve las contradicciones entre las críticas del alcalde, Francisco de la Torre, a la tasa de sucesiones que cobraba la Junta, «que prácticamente sólo pagaban los ricos», y el hecho de que a la vez defienda la tasa municipal. También cargó contra Ciudadanos, que prometió que la eliminaría, pero no lo ha hecho ahora que es socio del PP. El impuesto no sólo se mantiene sino que aumenta la partida que se espera recaudar, hasta los 48,8 millones (dos millones más que en los años anteriores), y que tendrán que pagar unas 14.000 familias malagueñas.

A su juicio, las cuentas de la ciudad se basan en un modelo «profundamente injusto, donde quienes menos tienen seguirán pagando más y recibiendo menos». Por ello, los valora como unos presupuestos «malos para Málaga, y sacados de manera precipitada tras haber estado en un cajón durante seis meses». El portavoz socialista recordó que en la capital se paga el tipo impositivo más alto de España, de 29 puntos sobre 30, y se llegan a liquidar impuestos de hasta 12.000 euros por viviendas que tienen 60.000 euros de valor catastral. «Son auténticos dramas los que nos encontramos diariamente, miles de vecinos que han tenido que recurrir a préstamos para poder hacer frente a este impuesto para no perder la casa que tanto trabajo les costó pagar a sus padres y madres».

Rebajas de hasta el 95%

El viceportavoz del Grupo Popular y concejal de Economía, Carlos Conde, salió al paso de las críticas de los socialistas. De una parte, cuestionó la coherencia del PSOE, «que mantiene este impuesto sin contemplar bonificaciones en los grandes ayuntamientos en los que gobierna, al tiempo que Susana Díaz pide abiertamente que se recupere el impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía». «Esta es la política fiscal de los socialistas», advirtió. Y de otra, aseguró que el equipo de gobierno cumplirá sus compromisos electorales en materia fiscal, de manera que «quien herede una vivienda en Málaga no tendrá que pagar la plusvalía mortis causa hasta que no la venda, si es que decide venderla».

Además, los afectados podrán solicitar rebajas, con una ayuda de hasta el 95% para abonarla. «Esta bonificación se hará extensiva a muchas más familias que en la actualidad gracias a la flexibilización de los requisitos, de modo que, además de los familiares directos que convivieran con el fallecido, podrán beneficiarse los cuidadores y quienes acrediten que sus familiares se encontraban en un centro asistencial o residencial por motivos de salud».