La promotora de Martiricos busca comprador para una de las dos torres

La promotora de Martiricos busca comprador para una de las dos torres

Espacio Medina contacta con varios inversores para dedicar a pisos de alquiler uno de los edificios de treinta plantas que se levantarán junto al río

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El auge del mercado de la vivienda en alquiler, un bien cada vez más codiciado y revalorizado por el efecto que ha provocado el 'boom' de las viviendas con uso turístico, no solo se está percibiendo en el incremento de los precios y las dificultades para poder arrendar un piso con un fin residencial en Málaga. También se empieza a notar en las operaciones urbanísticas que todavía están por desarrollarse. Una de las de mayor envergadura es la dibujada sobre los terrenos que albergaron las naves de Citesa y el rastro dominical en Martiricos. Promovida por Espacio Medina, formada por la compañía madrileña Espacio y Acinipo (Unicaja), prevé levantar junto al cauce del Guadalmedina dos grandes torres de pisos de treinta plantas (126 metros de altura), con capacidad para 450 viviendas en total; así como un inmueble de planta baja más seis (32 metros) para acoger un centro comercial y oficinas frente al estadio de La Rosaleda.

Según ha podido conocer este periódico, Espacio Medina ha entablado contactos con varios inversores para vender una de las dos torres de viviendas que están previstas junto al río y que, de este modo, se dedicaría a pisos en alquiler. «Se ha iniciado el movimiento y se ha hablado con varios posibles inversores», señalaron a este periódico fuentes cercanas al proyecto que, no obstante, pusieron en duda que esta operación se pueda cerrar a corto plazo. Y es que para el futuro comprador supone adquirir sobre plano una construcción de más de doscientas viviendas que se pondrían en alquiler de aquí a varios años, lo que genera incertidumbre respecto a la forma en la que podrá recuperar la inversión con la renta que generen los pisos.

En todo caso, el movimiento generado en torno a esta operación, por la que se han interesado fondos de inversión, demuestra el interés que ha despertado en el mercado inmobiliario, por su privilegiada ubicación, junto al acceso norte a la capital y no lejos de su Centro Histórico.

Primera fase

Las obras de su primera fase siguen en marcha para construir un edificio de 224 viviendas protegidas al sur de la parcela que ocupó Citesa. No parece que la aparición de nuevos restos arqueológicos vaya a frenar de nuevo los trabajos, que se centran en la excavación del sótano para 'parking'.

Entre las VPO y el edificio de Diario SUR, separado por una nueva calle, se creará un parque de veinte mil metros cuadrados junto al que está previsto suelo para edificios de uso educativo y social, según la ordenación urbanística trazada por el estudio de Dorronsoro Arquitectos.

Por otro lado, Espacio Medina está a la espera de que la Gerencia Municipal de Urbanismo dé luz verde al trámite para permitir la creación de una gran superficie comercial minorista en las dos plantas bajas del edificio previsto frente a La Rosaleda, en el que también tiene derechos urbanísticos el Ayuntamiento.

La reurbanización de la zona se retrasa

Los trabajos de reurbanización del espacio que enmarcan la avenida del Doctor Marañón y el paseo de Martiricos se retrasa. El pasado mes de noviembre, el alcalde, Francisco de la Torre; el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares; y el presidente de la promotora de la actuación, Espacio Medina, José Antonio Fernández, anunciaron que para esta primavera podría dar comienzo una primera fase, valorada en 14 millones de euros. Los trabajos incluyen la remodelación de las isletas situadas frente al edificio de Diario Sur, donde se habilitará una gran rotonda partida; la ampliación de la avenida del Doctor Marañón a dos carriles por sentido; la reducción del paseo de Martiricos a un carril por sentido; y la realización de un parque de 25.000 metros cuadrados en los suelos que ocuparon las naves de Citesa. Sin embargo, según fuentes consultadas, la nueva ley de contratos públicos ha obligado a adaptar las condiciones por las que la Gerencia de Urbanismo va a licitar estas actuaciones, de ahí que aún hayan salido a concurso.

Temas

Málaga