Cs promete el fin de la plusvalía por herencia y la bajada de la deuda municipal

Juan Cassá y María Jesús Palacios, entre Gemma Palomo y José Luis Paradas/Migue Fernández
Juan Cassá y María Jesús Palacios, entre Gemma Palomo y José Luis Paradas / Migue Fernández

El número uno de la lista naranja, Juan Cassá, denuncia que la «mala gestión del PP le ha costado a los malagueños más de 200 millones de euros»

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

En pleno ecuador de la campaña electoral, esta mañana tocaba en Cs hablar de política fiscal. Y aunque en los últimos tiempos la candidatura que lidera Juan Cassá ha avanzado en varias ocasiones que en el caso de gobernar acabará con la plusvalía municipal por herencia, ha sido hoy cuando ha ofrecido los detalles de esa promesa insistiendo en su compromiso de «acabar con la injusta y confiscatoria plusvalía». En su intervención, el cabeza de lista del partido naranja ha denunciado que el PP «firmó eliminarla en los casos de herencia paterno filial y ha incumplido», aunque ha explicado también que durante el actual mandato, y gracias a las bonificaciones específicas sobre este impuesto, «más de 7.000 familias se han beneficiado de estas bonificaciones por un importe de 6,5 millones de euros».

Junto con el impuesto de plusvalías, Cassá ha avanzado que su equipo también reducirá la deuda municipal en la Casona. «La rebajaremos más de 20 puntos en los cuatro años hasta situar el nivel de endeudamiento del consistorio, que en la actualidad se sitúa en 400 millones de euros, por debajo del 70%», ha precisado el candidato tras hacer referencia a que la política de rebaja de la presión fiscal de Cs en el Ayuntamiento «ha supuesto una bajada de impuestos de más de 40 millones de euros».

Además, el número uno de la lista de Cs ha denunciado que «la mala gestión del PP le ha costado a los malagueños más de 200 millones de euros», y se ha comprometido a no introducir nuevos cánones en el agua, a mejorar las bonificaciones al IBI, a bonificar el ICIO al 75% en las obras en polígonos y el PTA o a incentivar el alquiler de larga duración.

Por su parte, la número 4 de la candidatura de Cs, María Jesús Palacios, abundó en los detalles de la política fiscal que el partido naranja quiere aplicar en el Ayuntamiento, entre ellas no contar las ayudas de dependencia en la renta, la desaparición de la tasa de transmisiones de licencias de mercados «o el establecimiento de tarifas exentas para licencias de apertura para beneficiar a los emprendedores», ha destacado Palacios, quien ha concluido que esta estrategia en materia fiscal ayudará en el reto de «la cuarta modernización de la ciudad».

Sobre los pactos

Más allá de los anuncios en materia fiscal, el cabeza de lista de Ciudadanos entró a valorar las posibilidades de pactos en la Casona tras el 26M. «Nosotros por supuesto salimos a ganar», ha destacado Cassá, que no obstante no ha evitado la referencia a alianzas concretas con el PP o el PSOE en el caso de que sean necesarias. En este sentido, el número uno de la lista ha recordado que en los últimos cuatro años han sido «capaces» de alcanzar acuerdos con todos los grupos con representación municipal y en este escenario no cierra la puerta ni a un lado ni al otro. Aunque con matices: «¿Que si podemos pactar con el PP? Claro que sí, siempre que saquen a los dos imputados que van y sus listas». Para el PSOE también ha dejado un mensaje: «¿Que si podemos pactar con el PSOE? Sí, si es un partido moderado y si asume como propio nuestro programa electoral». «Creo que he sido bastante claro», ha zanjado el candidato.