Juanma Moreno inaugurará el 15 de agosto la peatonalización de la Alameda norte tras el metro

Obras para la peatonalización del lateral norte de la Alameda Principal tras las obras del metro. /Sur
Obras para la peatonalización del lateral norte de la Alameda Principal tras las obras del metro. / Sur

El Consejo de Gobierno autoriza una inversión de 27,8 millones para las instalaciones y la arquitectura del tramo que llega al Centro

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, inaugurará el próximo 15 de agosto, primera jornada de la feria, la peatonalización del lateral norte de la Alameda tras el metro. Así lo ha anunciado hoy Elías Bendodo, consejero de Presidencia, tras la celebración del Consejo de Gobierno, en Sevilla.

La apertura todavía no será total, ya que, de una parte, todavía estará abierta la rampa para la extracción de materiales del interior del túnel, a la altura de Puerta del Mar. A ello, se une que el paseo sólo será plenamente transitable desde este punto hasta el puente de Tetuán (falta prolongarlo hasta Larios). Además, habrá diversas isletas acotadas con vallas, que coinciden con pozos de ventilación y los puntos donde se repondrán los muros del fuerte de San Lorenzo.

Bendodo recordó que actualmente se trabaja «siete días a la semana las 24 horas, y se ha multiplicado el número de trabajadores», para que cuanto antes, al menos, se puedan liberar los espacios peatonal y «causar la menor molestia posible a los malagueños».

Aunque, el Centro casi se librará de obras en superficie dentro de apenas tres semanas, el consejero indicó que se seguirá trabajando de forma subterránea para que «cuanto antes» el metro pueda llegar hasta este punto. Para ello, hoy el Consejo de Gobierno ha aprobado una inversión de 27,8 millones para seguir avanzando en las obras de las líneas 1 y 2. «Somos conscientes de que no podemos parar el proyecto constructivo», ha comentado la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, y agradece la implicación de los responsables de la Agencia de Obra Pública y de los contratistas. La tramitación llegará a tiempo para seguir construyendo en las dos estaciones y la puesta en servicio del metro hasta Atarazanas. Esta licitación incluirá los equipamientos, dispositivos y revestimientos de ambas estaciones, según Carazo.

Estos fondos permitirán la construcción de las instalaciones (energía, control, evacuación, etc) así como la arquitectura de las paradas subterráneas, lo que supone todos los revestimientos internos (escaleras mecánicas, ascensores, mobiliario y señalética, entre otras). Ello supondrá pasar de los 6,5 millones de viajeros actuales hasta unos 18 millones cuando esté operativo hasta el Casco Histórico. Además, todavía faltan el montaje de la superestructura de vía del tramo Renfe-Guadalmedina, con un presupuesto estimado de unos 4,58 millones y un contrato que es vital para la seguridad de la red, como es el avanzado sistema de señalización ferroviaria, entre El Perchel y Atarazanas, y que costará 9,4 millones.