El PP se presenta como la única garantía para que Málaga avance

El PP se presenta como la única garantía para que Málaga avance
Pedro J. Quero

Los populares cierran campaña en la provincia con el mensaje de que sólo hay dos opociones: «O Pablo Casado o Pedro Sánchez»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

La calle Larios ha sido el lugar elegido por el PP para cerrar su campaña en la provincia con un breve mitin con la asistencia de los integrantes de las listas al Congreso y el Senado junto al presidente del partido, Elías Bendodo, y el alcalde de la capital, Francisco de la Torre. Un acto donde los populares han insistido en el mensaje de que la única garantía para que Málaga avance es un Gobierno de Pablo Casado.

El encargado de verbalizar el mensaje ha sido Bendodo, quien ha sostenido que a Málaga le iría «mejor que nunca» con Casado en La Moncloa y el apoyo de Juanma Moreno desde la Junta de Andalucía, Francisco Salado desde la presidencia de la Diputación y Francisco de la Torre en la Alcaldía.

«Con Pablo Casado cerraremos ese círculo beneficioso para la provincia, tal y como está demostrando el primer presidente malagueño en la Junta. El Gobierno del cambio en Andalucía defiende la unidad de España, porque nos sentimos cien por cien andaluces y españoles, pero también ha bajado y ha eliminado impuestos, como el de sucesiones y donaciones, además de reducir el tramo autonómico del IRPF y el de transmisiones y actos jurídicos documentados», ha destacado el también consejero de Presidencia andaluz.

Elías Bendodo ha insistido en una de las ideas que han formado parte del argumentario del PP durante esta campaña electoral, la de que el 28 de abril «sólo hay dos opciones: la de Pedro Sánchez o de la Pablo Casado«.

«Una opción es la que representa el presidente dimisionario que es Sánchez, quien ha pedido elecciones porque no ha logrado los apoyos necesarios durante estos nueve meses, más allá de apoyarse en los que quieren destrozar España, de la mano de independentistas, radicales y antiguos etarras; no se puede pretender ser presidente de un país con los que quieren destruir España. Y la otra opción, que es la del partido que lidera el centro derecha y el bloque constitucional, el PP, cuyo objetivo es sacar al país de las crisis generadas por el PSOE, tal y como hicimos en 1996 y 2011 tras los gobiernos de Felipe González y Rodríguez Zapatero», ha destacado.

Pablo Montesinos ha hecho un balance positivo de su primera campaña como político en la que ha trasladado un mensaje «positivo y de ilusión para la provincia» y ha asegurado que Málaga «va a ser el impulso definitivo para que Casado sea el próximo presidente del Gobierno de España, de manera que el domingo celebraremos que vuelve la libertad, la moderación, la concordia, la unidad de España sin medias tintas y las mejores recetas económicas para el país».

«El PP ha demostrado que es el partido de Málaga, del litoral y del interior, y por eso seguiremos pateándonos la provincia en defensa de sus intereses generales», ha apostillado.

Joaquín Ramírez, número dos de la lista al Senado, ha arremetido contra los socios de Pedro Sánchez con el argumento de que no se puede salvar a España con aquellos que «la quieren hundir» y ha apelado a que el domingo haya un voto «responsable» que dé una mayoría constitucional liderada por el PP que permita «recuperar la senda de crecimiento, y el empleo y la economía sean una realidad».

Francisco de la Torre, por su parte, ha dicho que el PP es el partido que genera «mayor seguridad en materia económica, algo clave para las familias y también para nuestra ciudad» y ha aseverado que Málaga irá «más lejos si tenemos un país que funciona bien con buenas políticas económicas y las ideas claras, ejerciendo la auténtica política social planteada en términos de educación».