Premio a los valores de la Constitución en Málaga

Premio a los valores de la Constitución en Málaga
MIGUE FERNÁNDEZ

La subdelegación del Gobierno distingue con sus premios Caleta a Mujer Emancipada, a la asociación de la memoria histórica, a Cruz Roja y a la asociación de la Prensa

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Igualdad. Solidaridad. Justicia. Libertad. Son los valores supremos que consagra la Constitución Española en su artículo 1 y que ahora, justo cuando la Carta Magna cumple 40 años, adquieren más dimensión si cabe. En el marco de ese compromiso con la democracia, la Subdelegación del Gobierno en Málaga ha querido distinguir por segundo año consecutivo con sus premios Caleta a los colectivos que luchan por la vigencia de esos valores. «Sin ellos no se puede garantizar la convivencia de todos», ha destacado en su intervención la máxima representante del Gobierno de la nación en Málaga, María Gámez, que ha presidido un acto muy emotivo y cargado de referencias a esa necesidad de mantener la fortaleza de la Constitución.

Porque a pesar de que hayan pasado 40 años, el compromiso de la provincia, y en especial de los premiados, sigue intacto. Así lo ha recordado Gámez en su intervención, en la que ha celebrado que en Málaga más del 92 por ciento de la población votó sí «a la ley que nos protege a todos, dando paso a un país nuevo y diverso». «Gracias a la Constitución hemos conseguido la mayor etapa de estabilidad que se recuerda, y hemos conseguido hacer frente a retos y amenazas como el terrorismo y el separatismo», ha recordado Gámez, quien ha invitado a que «no haya titubeos a la hora de defenderla» y ha pedido generosidad para que su previsible reforma «se haga en el marco del consenso de todos».

En este escenario, la Subdelegación del Gobierno ha entregado sus cuatro distinciones, en esta ocasión, en el apartado de igualdad, a la asociación Mujer Emancipada «por su trabajo a favor de las mujeres que ejercen la prostitución en Málaga y de todas aquellas que se sientan en una situación de vulnerabilidad, como las mujeres maltratadas». En el capítulo de justicia, los premios Caleta han reconocido la labor de la asociación contra el silencio y para la recuperación de la Memoria Histórica en Málaga; mientras que la labor solidaria ha estado representada por los equipos de atención humanitaria de Cruz Roja que asisten a los migrantes llegados en patera a nuestras costas (más de 9.000 en 2018). Por último, el reconocimiento en el marco de la libertad de expresión ha correspondido a la asociación de la Prensa de Málaga, por su compromiso con los valores de la libertad y su defensa de oficio desde que fuera creada en 1905.

La entrega de galardones ha estado precedida de una conferencia a cargo de María Izquierdo Rojo, una de las 'madres' de la Constitución –«se habla mucho de los 'padres' pero nunca de ellas», ha destacado Gámez- , diputada socialista en las Cortes Constituyentes y una de las 21 mujeres que formaron parte del Gobierno cuando se aprobó la Constitución. Durante su intervención, Izquierdo a rendido homenaje a posprotagonistas de la democracia y ha contrapuesto aquella forma de hacer política y llegar a acuerdos frente «a los fuegos artificiales de hoy»: «En aquellos tiempos se hacían cosas extraordinarias, y aquellos héroes que lo conseguían lo hacían como si nada». Además, ha recordado la importancia de aquellos primeros pasos en la lucha por la igualdad con una anécdota personal: «Cuando fue el golpe de Estado los golpistas invitaron a salir del hemiciclo a las mujeres. Yo le dije a (Gregorio) Peces Barba que de allí no me movía porque yo defendía la igualdad de trato y así tenía que ser», ha recordado.

En esa «elegancia discreta de la Transición», Izquierdo ha invitado a honrar «este monumento jurídico que representa nuestra Carta Magna, aunque no a tratarla como una momia sagrada y que no se toque, porque es algo que nos tiene que amparar a todos». En este reto común, la 'madre' de la Constitución ha alertado contra aquellos partidos y movimientos «que tienen como objetivo ganar incrementando el odio hacia el otro. Nuestro país debería estar vacunado frente a eso», dijo recordando la Guerra Civil que enfrentó «a una mitad de España con otra». Y dejó un último mensaje: «La Constitución está fuerte, la celebramos y la queremos… y por eso queremos reformarla; para adaptarla a los nuevos tiempos».

 

Fotos

Vídeos