Precio cerrado y compartir taxi: nuevas armas para competir con Uber y Cabify

Imagen de la reunión celebrada este jueves. /SUR
Imagen de la reunión celebrada este jueves. / SUR

La Junta anuncia a los taxistas medidas para modernizar el sector y se compromete a elaborar en breve un plan de regulación de los VTC

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

A la hora de buscar el equilibrio entre el taxi y los vehículos de turismo con conductor (VTC) hay dos vías: mejorar la competitividad del sector tradicional y limitar la actividad de plataformas como Uber y Cabify. En medio de este conflicto, la Junta de Andalucía parece haber empezado por la primera opción, aunque con el compromiso de establecer un marco normativo que regule los servicios de los coches de arrendamiento con conductor. En la segunda reunión con los representantes del taxi tras la primera toma de contacto de hace dos semanas, la Consejería de Fomento avanzó ayer que ya se ha puesto manos a la obra para cumplir dos históricas reivindicaciones del sector: el establecimiento de un precio cerrado a los clientes que contraten sus servicios vía telemática (igual que ocurre con Uber y Cabify) y la posibilidad de compartir taxi mediante un cambio legal que permita cobrar por plaza en cada viaje solicitado también por medio de una 'app'.

De forma paralela, el viceconsejero de Fomento, Jaime Raynaud, anunció que se está elaborando un borrador de propuestas sobre la ordenación de la precontratación de los VTC y la regulación del sector con la idea de continuar las conversaciones, en las que también se les dará voz a las asociaciones de consumidores y las empresas de arrendamiento de coches con conductor.

Noticia relacionada

En el encuentro, celebrado en Sevilla con la participación de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, la Confederación del Taxi de la Costa del Sol y las asociaciones Taxi Élite (representación de Sevilla y Málaga) y Solidaridad del Taxi Sevilla, no se concretaron estas medidas, pero desde el gremio han dejado clara cuál es su postura: que se obligue a contratar los servicios de VTC con al menos media hora de antelación y que se deje la puerta abierta a los ayuntamientos para poder ampliar este margen mínimo de precontratación. En este sentido, también reclaman que estos vehículos tengan que regresar a su base cuando no estén de servicio en lugar de seguir circulando o aguardar en el entorno de áreas de gran afluencia a que les salga una carrera.

A lo que sí que se puso fecha, en boca del director general de Movilidad, Mario Muñoz-Atanet, es a que la web de control que pondrá en marcha el Ministerio de Fomento para vigilar la actividad de los VTC estará operativa a partir del próximo 1 de marzo, primero sólo en modo informativo y, a partir del 2 de mayo, de forma definitiva, pudiendo iniciarse los correspondientes expedientes sancionadores a todos los que no cumplan la regla de habitualidad 80/20, que establece que un VTC puede prestar servicio en otra comunidad autónoma siempre que no superen el 20% de su facturación por trimestre.

El taxi insiste en que los VTC se tengan que contratar con al menos media hora de antelación

Las asociaciones del taxi salieron moderadamente satisfechos de la reunión, que se prolongó durante cuatro horas. La Federación de Autónomos aceptaron el margen de tiempo solicitado por Fomento para regular los VTC, pero incidieron en que la precontratación «debe ser la columna vertebral» de ese nuevo marco normativo, tal y como remarcó su presidente, Miguel Ruano. Por su parte, el responsable de Elite Taxi en la Costa del Sol, Guillermo Díaz, también abundaba en la idea de que las iniciativas para mejorar la competitividad del sector son positivas porque se vienen reclamando desde hace años, pero «sin olvidar que el verdadero problema es la falta de regulación de los VTC».