Policías nacionales se unen para ayudar a un compañero tras un grave accidente

Antonio Pérez González ayer en el hospital Carlos Haya. /
Antonio Pérez González ayer en el hospital Carlos Haya.

Recaudan fondos para apoyar económicamente a un agente que tiene que marcharse a Madrid para su rehabilitación después de perder una pierna

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Antonio Pérez González lleva en la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) desde su creación. El agente está destinado en Vélez-Málaga, su tierra adoptiva, desde 1988, y allí es donde pensaba jubilarse patrullando sus calles. Sin embargo, un grave accidente de tráfico que sufrió el pasado mes de julio se lo ha impedido. «La vida es así», afirma solo unas horas antes de que sea trasladado hasta un hospital en Madrid para empezar con la rehabilitación tras el siniestro, en el que perdió una pierna. No viajará solo, cuenta con el apoyo incontestable de su pareja, así como con la ayuda de la que insiste que es su segunda familia: sus compañeros de la policía.

Antonio explica que el 16 de julio fue a hacer una gestión de trabajo: «Cogí mi moto particular porque no quería llamar la atención». El accidente ocurrió a la altura del Puente de Don Manuel. Una piedra en la calzada le hizo perder el control del vehículo y caer al suelo. Se acuerda de poco más de lo acontecido. De hecho, sus recuerdos no regresan hasta un par de días antes de abandonar la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Carlos Haya, en la que estuvo ingresado un mes.

Afiliado al Sindicato Unificado de Policía (SUP), sus compañeros, tras conocer lo ocurrido, rápidamente comenzaron a ayudarle. La máxima responsable del sindicato en Málaga, Mariló Valencia, explica que se hicieron cargo de todas las gestiones administrativas que necesitaba Antonio, ya que su pareja estaba desbordada por la situación. Así, el policía nacional viajará hoy mismo hasta una clínica de Madrid para comenzar con su rehabilitación.

«Queríamos que contara con apoyo económico, ya que la paga que le queda a partir de ahora es muy reducida y va a tener que hacer frente a numerosos gastos», indica Valencia. Es por ello que, junto con las asociaciones la Biznaga Azul y la Asociación de Jubilados de la Policía Nacional, así como y el resto de sindicatos policiales (Unión Federal de Policía, Confederación Española de Policía y Sindicato Profesional de Policía), se ha organizado una recaudación de fondos para ayudar a Antonio. «La respuesta del comisario provincial, Francisco López Canedo, también ha sido estupenda, nos ha ofrecido toda su colaboración», apunta.

Se ha instalado una urna en el departamento de prensa de la Comisaría Provincial y se ha establecido un número de cuenta para todos aquellos que quieran ayudar al policía nacional tras el grave accidente. La respuesta no se ha hecho esperar. Antonio, emocionado, se muestra muy agradecido por el apoyo económico y moral que está recibiendo de su segunda familia.

Antes de marcharse a Madrid, donde previsiblemente pase un año en rehabilitación, el policía nacional insiste en que ahora solo tiene un objetivo: «Recuperarme lo mejor posible».

 

Fotos

Vídeos