La policía identifica a un grupo de jóvenes por destrozos en varios coches en Parque Clavero

Uno de los coches dañados./SUR
Uno de los coches dañados. / SUR

Se trata de cuatro varones de 14 años que han provocado daños en la carrocería de al menos tres vehículos que estaban aparcados en la zona

SUR

La Policía Nacional ha identificado, con ayuda de varios testigos y de algunos de los propietarios afectados, a una pandilla integrada por cuatro jóvenes, que están acusados de causar destrozos en varios vehículos aparcados en la zona de Parque Clavero, en el distrito Este de la capital durante el fin de semana.

La investigación se inició el sábado a las 21.00 horas, cuando los agentes recibieron una llamada de una persona que decía haber sido víctima de graves daños en su coche, y que mantenía retenido a uno de los supuestos autores. Los agentes se dirigieron a la calle José María Amado, donde se encontraron a un varón de 14 años, que había sido inmovilizado por el denunciante tras una persecución a la carrera, tras sorprenderle junto a otros tres menores justo en el momento en el que causaban desperfectos en varios turismos.

Ante las preguntas de los agentes de la Policía Nacional, el menor aseguró que el causante había sido otro de los integrantes de la pandilla, pero reconoció que los habían producido con una piedra, con la que habían causado fuertes arañazos y hendiduras en la chapa de los tres automóviles, uno de ellos un coche de empresa perteneciente a la promotora inmobiliaria Kronos, según explicaron testigos presenciales.

Tras tomarle testimonio los agentes, el menor quedó a cargo de un familiar, concretamente quien se identificó como una tía, que no mostró ningún pesar hacia los afectados por lo ocurrido, pero en cambio recriminó a estos que iban a provocar que su sobrino fuera objeto de «bullying» (acoso por parte de los compañeros) en el colegio cuando se descubriera que los había delatado. Los agentes llamaron por teléfono a al menos uno de sus acompañantes, pero este se negó a acudir al lugar de los hechos para aclarar lo ocurrido.

Todos ellos van a ser investigados por un supuesto delito de daños graves reiterados, ya que la cuantía de las reparaciones superará con creces el límite legal de 400 euros y además afecta a al menos tres vehículos que estaban estacionados entre las calles José María Amado y Federico Fellini, sin que se descarten otras. Los hechos han sido denunciados hoy por dos de los damnificados y la Policía Nacional ha iniciado una investigación para localizar al resto de los implicados y a otras posibles víctimas de estos actos vandálicos.