La confluencia de la izquierda se aleja en Málaga capital

La confluencia de la izquierda se aleja en Málaga capital
SUR

IU-Podemos y Málaga Ahora avanzan por separado en su pugna por abanderar la creación de una candidatura única para las municipales de mayo

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Salvo sorpresa, la izquierda en Málaga capital concurrirá dividida a las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Podrá haber confluencia, pero todo apunta a que no estará integrada por todos los sectores situados a la izquierda del PSOE, toda vez que hay en marcha dos procedimientos paralelos en los que, por un lado IU y Podemos, y por otro Málaga Ahora, pretenden liderar. En principio, en las dos próximas semanas podría quedar despejada la incógnita. Mientras IU y Podemos siguen trabajando en la hoja de ruta marcada con la vista puesta en la asamblea ciudadana anunciada para el próximo sábado 19 en La Térmica, en Málaga Ahora han convocado un encuentro para el jueves 24 en el Instituto de Estudios Portuarios. Y tanto unos como otros esperan que la otra parte se sume. Para saber cómo acabará este intento de confluencia integral habrá que esperar, pero en ambos 'bandos' reconocen que está realmente complicado.

De momento, Málaga Ahora ya ha comunicado que, como organización, no acudirá a la citada asamblea, independientemente de que alguno de sus miembros pueda hacerlo a título particular. ¿La razón? Consideran que la confluencia que vienen defendiendo IU y Podemos (está previsto que se sumen otras formaciones como Equo, Alternativa Republicana, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista) es «una coalición de partidos como han hecho en las pasadas elecciones autonómicas bajo la marca de Adelante Andalucía y no una verdadera confluencia ciudadana sin organizaciones en su seno y con unas primarias abiertas, sin listas ni orden para que sea la ciudadanía las que las defina», argumenta la portavoz de Málaga Ahora en el Ayuntamiento de Málaga, Ysabel Torralbo.

A la espera

Desde esta formación, donde se definen como «la actual confluencia municipalista de la ciudad», mantienen su predisposición a diluirse «desde ya» en el nuevo proceso de confluencia y piden al resto de fuerzas políticas que «tengan la generosidad de diluirse en el ámbito municipal-institucional, tal y como ya en 2015 hicieran Podemos y Equo». En este sentido, explican que si su procedimiento arranca el día 24 es por «esperar» al resultado de la asamblea del 19 para que estas formaciones decidan «si finalmente van a optar por una coalición de partidos o una confluencia ciudadana».

De forma paralela, en IU y Podemos también abogan por la unión de toda la izquierda. «Confiamos en que finalmente Málaga Ahora se sume a esta candidatura de confluencia de todos los sectores situados a la izquierda del PSOE para ganar Málaga para los ciudadanos y frenar a la derecha», comentaba la coordinadora local de IU en la capital, Remedios Ramos, quien confirmó la participación en la citada asamblea conjunta de fuerzas como Equo, Alternativa Republicana, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista. Como se encargó de precisar, en ese encuentro no se decidirán las listas, pero sí que se dará forma al proceso de confluencia.

En la misma línea, Eduardo Zorrilla, que encabezará la lista que propondrá IU en la capital cara a esta unión de formaciones, calificaba de «necesaria e imprescindible» esa confluencia para desbancar al PP del Ayuntamiento de Málaga tras 24 años. «Málaga necesita un cambio, y ese cambio no será posible sin una amplia confluencia de fuerzas y personas de izquierdas que pongan ese interés por Málaga por encima de posturas partidistas. En eso estamos trabajando y confiamos en ser una pieza clave para lograrlo, apuntaba el portavoz de IU-Málaga para la Gente en la capital, quien abogó por construir una Málaga «con oportunidades para el empleo más allá del turismo y la hostelería, más verde, más limpia, más segura y más respetuosa con el patrimonio histórico».

Una declaración de intenciones que contrapuso frente al modelo «acabado» del PP que, a su juicio, ha estado basado en «un urbanismo a la carta para hacer caja que ha fracasado porque no se ha cobrado ni un tercio de los 220 millones en convenios urbanísticos y en una ciudad de escaparate enfocada al turismo en cuya trastienda hay los mayores índices de paro, pobreza y desigualdad».