Una plaza reformada sin sombra

Vista de la plaza, que ha sido remodelada recientemente./
Vista de la plaza, que ha sido remodelada recientemente.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

La plaza de la Abadía, en el distrito de la Carretera de Cádiz, ha sido renovada recientemente y el resultado final parece que no contenta a todo el mundo. Hay vecinos que se quejan de que la plaza apenas cuenta con sombras ni bancos, por lo que son pocos los valientes que se atreven a estar allí a pleno luz del día. «La nueva plaza de la Abadía no tiene ni una sombra ni un banco y solo tres pequeños juegos para los más pequeños», se queja Juan H., un vecino de la zona que se muestra descontento con el resultado final de la reforma llevada a cabo en una plaza cuya configuración anterior también era cuestionada, pues había quejas de los vecinos por su estado y porque, debido a su configuración anterior, era frecuente refugio de personas que se dedicaban a beber y también a consumir drogas.

Tapa levantada en el parque.
Tapa levantada en el parque.

Alcalde Enrique Gómez Rodríguez: parque infantil en mal estado

En la remodelación de la plaza de la Abadía, que se encuentra entre las calles Goya, Ayala, Capulino Jáuregui y Héroe de Sostoa, el Ayuntamiento de Málaga ha invertido 133.502 euros. Un espacio de más de 2.000 metros cuadrados, totalmente peatonal, donde antes había algunos juegos infantiles, además de distintos árboles y una zona elevada en el centro de la plaza. La reforma que ha llevado a cabo la Gerencia Municipal de Urbanismo «ha pretendido devolver el uso ciudadano a la plaza al dotarla de nuevos pavimentos, reponiendo el mobiliario público y llevando a cabo la necesaria eliminación del arbolado para crear una zona accesible a los vehículos de emergencia y a las personas con movilidad reducida», según indicó en su momento el Ayuntamiento, que se propuso con la reforma que los vecinos «disfrutarán de un espacio de convivencia más abierto e iluminado».