Plaza de la Merced: sin baches y sin adoquines

Los adoquines de los carriles de circulación han sido sustituidos por hormigón y asfalto./
Los adoquines de los carriles de circulación han sido sustituidos por hormigón y asfalto.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Ayer al mediodía se abrió al tráfico la calzada sur de la plaza de la Merced tras finalizar los trabajos de reparación de la calzada, cuyo estado se había agravado en los últimos meses con hundimientos del pavimento que complicaban el paso de los vehículos y ha provocado más de una caída.

Los trabajos de reparación de la calzada se iniciaron el pasado día 5 y estaba previsto que concluyeran el próximo día 22, aunque su finalización se ha visto adelantada, lo que evitará retenciones y rodeos para los vehículos.

La actuación ha consistido en el levantamiento del adoquinado en los dos carriles de circulación y su sustitución por una capa de hormigón y una capa de asfalto fonoabsorbente, para mitigar el ruido que provoca el tráfico. Un arreglo provisional cuestionado por algunos, a la espera de que se acometa otro con carácter definitivo cuando se proceda a la reurbanización y semipeatonalización de la calle Álamos, según ha informado el Ayuntamiento.

El adoquinado se encontraba hundido y deteriorado.
El adoquinado se encontraba hundido y deteriorado.

Y es que el estado de la calzada sur y oeste de la plaza de la Merced desde que se acometiera la rehabilitación de este entorno en 2011 ha sido motivo de queja de vecinos, comerciantes y de partidos políticos de la oposición municipal por el hundimiento y el deterioro que ha presentado desde entonces. En un consejo monográfico solicitado por el PSOE para abordar los desperfectos aparecidos en la plaza, la Gerencia Municipal de Urbanismo admitió que en las obras realizadas hace ocho años se tomó la decisión de no sustituir parte del suelo natural sobre el que se ejecutó el pavimento, lo que provoca los reiterados hundimientos.

Actuación: 500.000 euros para tapar alcorques

El Ayuntamiento de Málaga informó ayer de que va a dedicar un total de 500.000 euros en el arreglo de los alcorques de la ciudad con pavimento drenante. El Área de Sostenibilidad Medioambiental, a través del Servicio de Parques y Jardines, ya ha concluido la pavimentación con material drenante de un total de 1.032 alcorques, actuación en la que se han invertido un total de 200.000 euros, a los que hay que sumar los 300.000 que se destinarán este año a la mejora de otros 1.500 alcorques en los once distritos de la ciudad gracias al plan de Infraestructuras Financieramente Sostenibles (IFS), informó ayer el Ayuntamiento.

Según explicó el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, el recubrimiento de los alcorques supone una mejora en dos direcciones: por un lado, se contribuye a proteger al árbol frente a la posible acción de los viandantes, y, por otro, se protege también a los propios peatones al eliminar el desnivel entre el ras de suelo y la tierra, causante de caídas. La iniciativa contribuye también a obtener una mejora estética, ya que el material de relleno permite el embellecimiento de la vía en la que se encuentra, evita la proliferación de vegetación espontánea y disminuye de forma drástica la evaporación del agua.

El pavimento empleado para esta actuación es de carácter poroso, lo que permite la filtración del agua procedente de la lluvia o del baldeo, gracias a su composición de distintos tipos de gravas y resina. De esta forma, el beneficio obtenido por su utilización no supone tampoco ningún perjuicio para el árbol, según el Ayuntamiento.