El plan de choque de Salud opera a 1.639 malagueños que llevaban más de un año esperando

Imagen de archivo de una operación./
Imagen de archivo de una operación.

La lista de espera quirúrgica se reduce un 10,9% en Málaga respecto 2018 en los tres primeros meses de implantación de esa medida

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Un total de 1.639 pacientes malagueños que llevaban esperando más un año una intervención quirúrgica, para la que no había establecido un plazo máximo para pasar por un quirófano, han sido operados en los tres primeros meses de aplicación del plan de choque contra la listas de espera puesto en marcha por la Consejería de Salud y Familia. Esa cifra de enfermos intervenidos en los hospitales malagueños ha supuesto la reducción de las esperas en un 10,9 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, según se dice en una información hecha pública este sábado por la Junta de Andalucía.

El plan de choque entró en vigor tras descubrirse que en Andalucía había 506.408 personas que no estaban contabilizadas en las listas oficiales del SAS, con lo que la cifra total de pacientes que se encontraban en ese momento pendientes de una intervención o de una consulta de atención especializada hospitalaria ascendía a 843.538. De esta cifra, 167.117 enfermos correspondían a la provincia de Málaga.

De los 1.639 pacientes operados en Málaga a través del plan de choque, 1.232 son de actividad quirúrgica ordinaria (10,1 por ciento más que en 2018), 113 corresponden a actividad extraordinaria (casi el doble que el año pasado) y 277 han sido operados a través de la continuidad asistencial, que también ha doblado sus cifras respecto al ejercicio anterior. Además, 17 enfermos han sido intervenidos en centros privados malagueños con los que Salud tiene un concierto.

El delegado provincial de Salud y Familias, Carlos Bautista, en relación a esa actividad quirúrgica, ha asegurado que «la transparencia es importante» y que también lo es conocer las cifras reales de personas que «están pendientes de una llamada para beneficiarse de un derecho básico como es de la sanidad gratuita y universal, porque solamente se pueden solucionar los problemas cuando se conocen».

El delegado ha agradecido «el esfuerzo de todos los profesionales de la sanidad pública» y ha indicado que «sacar adelante cualquier plan, como este plan de choque o los planes de verano y vacaciones, supone un trabajo colectivo que hay que reconocer y agradecer».

Por otro lado, Bautista ha expresado «el reconocimiento que merecen los profesionales que prestan sus servicios en atención primaria, en los centros de salud, ya que están trabajando en condiciones muy duras para que los ciudadanos tengan asegurada la atención sanitaria este verano». A ese respecto, el delegado ha reconocido que «la Consejería de Salud es consciente de la necesidad de refuerzo del personal y está trabajando para solucionarlo».