La pintura de la Iglesia de Santiago no dura ni un día: ya han vuelto los grafitis

La imagen de la fachada el jueves por la tarda y este viernes por la mañana/SUR
La imagen de la fachada el jueves por la tarda y este viernes por la mañana / SUR

Fuentes del Obispado recuerdan que, al ser un BIC, se trata de un delito contra el patrimonio y podría intervenir la Fiscalía

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Menos de 24 horas limpia. La Iglesia de Santiago, ubicada en calle Granada, finalizó este jueves por la tarde la puesta a punto de su fachada. Las acciones han consistido en volver a pintarla por completo y restaurarla. Ayer mismo ya lucía una renovada cara, con un impacto positivo en la propia vía céntrica de la ciudad. Pero el viernes, a primera hora de la mañana, ya amanecía manchada por los grafitis.

Una restauración que, según fuentes del Obispado, ha costado más de 9.000 euros que ahora caen en saco roto para indignación de sus parroquianos y visitantes, quienes se las prometían felices con el resultado de los trabajos de uno de los templos más icónicos de Málaga.

Fuentes cercanas al Obispado mostraron su indignación por lo sucedido y solicitaron que el Ayuntamiento instale cámaras en esta zona de la calle Granada para evitar estos actos vandálicos y poder cazar a sus autores. Asimismo recordaron que, al tratarse de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), se trata de un «delito contra el patrimonio», por lo que «podría intervenir la Fiscalía».

Los trabajos de restauración
Los trabajos de restauración / SUR