Pillado en el aeropuerto de Málaga con 5,5 kilos de heroína recubierta de curry para evitar su detección