Piden 4 años de cárcel por estafar a una promotora que les encargó la construcción de 30 viviendas en Málaga

Audiencia de Granada, provincia en la que se realizaron tanto los contactos para el negocio como el acuerdo final que suscribieron los acusados y los responsables de la empresa a la que presuntamente estafaron/
Audiencia de Granada, provincia en la que se realizaron tanto los contactos para el negocio como el acuerdo final que suscribieron los acusados y los responsables de la empresa a la que presuntamente estafaron

Son cinco los acusados de estafar más de 118.000 euros en gastos ficticios a la empresa que les solicitó la construcción de las viviendas unifamiliares

EPGranada

La Fiscalía de Granada ha solicitado la pena de cuatro años de cárcel para cinco acusados de estafar 118.646 euros en gastos ficticios a la empresa que les encargó la construcción de 30 viviendas unifamiliares en Málaga.

El caso será juzgado el próximo 11 y 12 de junio en la Sección Primera de la Audiencia de Granada, provincia en la que se realizaron tanto los contactos para el negocio como el acuerdo final que suscribieron en un contrato los acusados y los responsables de la empresa a la que estafaron, según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press.

La promotora presuntamente estafada contrató con la mercantil de la que son dueños tres de los acusados la construcción de una treintena de viviendas en la zona conocida como pt-2 Atabal Este en Málaga. El cuarto acusado se encargaba de la contabilidad de la mercantil desde la que se llevó a cabo la estafa y el quinto encausado era el encargado de obra.

Concluida la obra, los cinco acusados decidieron presentar a la promotora una «doble contabilidad» con gastos que ya habían sido realizados y cobrados anteriormente. La empresa creyó que la reclamación era legítima y, según el relato del fiscal, les pagó 118.646 euros en gastos ficticios de tendido eléctrico, aire acondicionado, solería y alicatado, entre otros asuntos.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa por el que pide cuatro años de prisión para los acusados y multas de 1.980 euros.