Dani Pérez llevará la llegada de la UCAM a los tribunales por homofobia si el PP «le regala» suelo público

Medina y Pérez, este miércoles en la UMA. /Sheila Ramírez
Medina y Pérez, este miércoles en la UMA. / Sheila Ramírez

El candidato del PSOE reitera su rechazo a la entrega de terreno municipal a la Universidad Católica de Murcia, cuyo fundador declaró que «el mal llamado matrimonio homosexual es una abominación a ojos de Dios»

ALBERTO GÓMEZ

Quedan horas para que comience la campaña electoral y los partidos ya levantan sus espadas. El candidato del PSOE a la Alcaldía de Málaga, Dani Pérez, reiteró este miércoles su rechazo a la entrega de suelo municipal a la Universidad Católica de Murcia (UCAM), que ultima la apertura de una delegación en la ciudad. Frente a la concesión directa barajada por el alcalde, Francisco de la Torre (PP), el candidato socialista adelanta que hará «todo lo que esté en mis manos, incluso acudir a los tribunales, para impedir que se regalen los mejores terrenos públicos a una entidad señalada por su pasado homófobo y tránsfobo», en referencia a los valores sobre los que se sustenta esta Universidad, cuyo fundador y presidente, José Luis Mendoza, llegó a decir que «el mal llamado matrimonio homosexual es una abominación a ojos de Dios» durante la apertura del curso 2015/16.

No era la primera declaración polémica de Mendoza, padre de 14 hijos. Su cruzada contra el aborto, el divorcio, la eutanasia o la homosexualidad despierta una oleada de indignación allá por donde pasa la UCAM. Y Málaga no es una excepción. El PSOE condena las relaciones que el Ayuntamiento mantiene con la entidad. Durante una reunión con el rector, José Ángel Narváez, el cabeza de lista socialista propuso que la Universidad de Mendoza «se postule en un concurso público, abierto a todas las entidades que lo deseen, y opte a comprar unos terrenos que, desde luego, no serán en ningún caso los que pretende regalar» el PP, en el gobierno municipal. Pérez considera que «tenemos una Universidad pública de calidad y no creemos que sea necesaria la instalación de ninguna otra universidad privada que, además, no aporta valor ni prestigio».

En el encuentro, mantenido en el pabellón de gobierno de la Universidad de Málaga (UMA), Pérez se comprometió a posicionar la entidad pública «como eje estratégico» de su modelo de ciudad: «Es necesario reforzar los vínculos que actualmente existen entre el Ayuntamiento y la UMA, situándolas en el primer nivel que se merecen, para conseguir sinergias positivas para ambas y lograr así una mayor presencia y repercusión tanto a nivel nacional como internacional». El candidato socialista defiende que la UMA «es un referente en el conjunto de universidades por la calidad de sus titulaciones, la profesionalidad de su personal y la capacidad de sus estudiantes».

Sobre la encuesta encargada por los socialistas a una empresa de investigación sociológica, que sitúa al PSOE como primera fuerza, con posibilidad de acceder al Gobierno local mediante un pacto con el resto de partidos de izquierda, Pérez sostiene que los resultados «sin muy positivos y evidencian que hay un deseo de cambio». El cabeza de lista destaca que el «ánimo de cambio» alcanza el 90 por ciento entre las personas de 18 a 45 años: «El próximo 26 de mayo estamos convencidos de que Málaga tendrá, después de 25 años, un Gobierno de cambio presidido por el Partido Socialista».