Patricia Navarro toma posesión como delegada de la Junta de Andalucía

Navarro, en el momento de tomar posesión de su cargo./SUR
Navarro, en el momento de tomar posesión de su cargo. / SUR

Hoy se producirá el traspaso de competencias en un acto en el que estarán los tres consejeros malagueños del Gobierno regional

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Patricia Navarro ya ejerce como delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga. Ayer tomó posesión de su cargo al igual que sus compañeros en el resto de las provincias –Maribel Sánchez por Almería; Ana Mestre por Cádiz; Antonio Repullo por Córdoba; Pablo García por Granada; Bella Verano por Huelva; Maribel Lozano por Jaén; y Ricardo Sánchez por Sevilla– en un acto en el Palacio de San Telmo presidido por el presidente del Ejecutivo autonómico, Juanma Moreno, y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo. Hoy está previsto que se produzca el traspaso de poderes del anterior delegado del Gobierno, el socialista Francisco Fernández España, a la popular Patricia Navarro. Estará arropada por Elías Bendodo y los otros dos consejeros malagueños, la titular andaluza de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, y el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, –ambos de Ciudadanos–. También acuden las viceconsejeras de Empleo y de Agricultura, Isabel Balbín y Ana María Corredera, respectivamente.

Durante el acto celebrado ayer en Sevilla, Juanma Moreno trasladó a los nuevos delegados del Gobierno andaluz que «no cabe el sectarismo ni la discriminación» con los ayuntamientos y diputaciones, sino que independientemente del partido que los gobierne, «van a tener en vosotros un colaborador leal». Moreno sostuvo que los nuevos delegados del Gobierno andaluz asumen un «papel fundamental de cooperación con los ayuntamientos y diputaciones» independientemente de su color político. «La colaboración y la lealtad institucional va a ser la marca del cambio», advirtió el jefe del Ejecutivo andaluz.

Junto a ello, remarcó que no sólo serán representantes del Gobierno andaluz, «sino la cara más cercana de una nueva forma de gobernar». «Quiero puertas abiertas, oídos atentos, y mucha, mucha carretera hasta el último rincón de nuestra comunidad», reclamó al tiempo que se mostró convencido de que ninguno va a «escatimar» esfuerzos en esta nueva etapa.

Según defendió Moreno, se pone en marcha «un gran equipo de proximidad» del Gobierno andaluz que se completará en las próximas semanas con los delegados de las distintas áreas del gobierno. Se trata, añadió, «de un equipo ajustado a la nueva etapa y coherente con el compromiso de reducción de lo que tiene que ser la estructura política de la Junta».

 

Fotos

Vídeos