Los patinetes eléctricos tendrán prohibido circular por las aceras desde mediados de año

Los patinetes eléctricos tendrán prohibido circular por las aceras desde mediados de año

La normativa que ultima la DGT permitirá a los vehículos de movilidad personal usar las calzadas de un único carril, que estarán limitadas a 30 km/h, y los carriles bici

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Las aceras son para los peatones. Punto. Los patinetes eléctricos no podrán circular por los espacios peatonales, donde estará expresamente prohibido su uso, y donde sólo se admitirán los considerados «juguetes», esto es, con una velocidad máxima de seis kilómetros por hora. Así lo anunció ayer en Málaga el director general de la DGT, Pere Navarro, poco antes de inaugurar el encuentro de movilidad en las ciudades que organiza este organismo en el Palacio de Ferias.

El proyecto de ley está en proceso de consulta y participación, para que todas las entidades, ayuntamientos y asociaciones puedan presentar alegaciones. Posteriormente, se tendrá que tramitar, por lo que el escenario que baraja Navarro es que hacia el final del primer semestre podría estar aprobada y en vigor.

Los llamados vehículos de movilidad personal podrán circular por la calzada y por los carriles bici en las ciudades . Serán los ayuntamientos los que lo regulen en última instancia y gestionen su uso en las vías públicas, puesto que la DGT se limitará a aportar el marco general. Vinculado a lo anterior, una de las alternativas que cobra más fuerza es la limitación general de las vías interiores de los barrios –las de un solo carril de circulación– a 30 km/h, y estas serán las que puedan usar los patinadores.

La ley obligará a la homologación de estos vehículos para limitar su velocidad

«A esa velocidad pueden convivir todos porque en caso de accidente puede haber heridos, pero no muertos», afirma el director general. A su juicio, el hecho de que todavía en las calles de estas características la limitación genérica sea de 50 km/h es «un disparate, es de sentido común limitarlo a 30». La idea clave es lograr un calmado del tráfico, que ayudará a reducir los accidentes. Con todo, seguirá habiendo ejes principales donde la limitación será de 50, y vías periféricas con un tope mayor.

Homologación

«La vía pública es un espacio limitado y finito; se necesita un pacto, donde todos sean usuarios con derechos, y hemos de redistribuir el espacio útil viario entre todas las formas de desplazarnos». En este punto, se incluye también la calzada, hasta ahora terreno exclusivo de coches y motos.

¿Qué es realmente un patinete eléctrico? El texto normativo establecerá por primera vez un control de homologación y certificación, «para que no se pueda circular con cualquier cosa», en referencia a la variedad de modelos y tecnología que ya se encuentra a disposición de los usuarios, con vehículos limitados a 25-30 km/h, frente a otros que alcanzan los 80. Los de mayor potencia pasarán a ser considerados motos eléctricas, con todo lo que ello conlleva en cuanto a matriculación, seguro, uso del casco, etc. Sin embargo, los que sigan bajo la categoría de movilidad personal tendrán prohibido circular por las carreteras interurbanas.

Más

Carlos Daniel Casares, secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) coincidió durante la presentación del foro en que la calzada debe ser el espacio para bicis y vehículos de movilidad personal. Al respecto, llamó la atención sobre la multitud de patinetes que pueblan las calles de Málaga, y abogó por poner freno a esas circunstancias. «El conflicto entre los modos de transporte no puede ser entre el peatón y el ciclista, sino entre el coche y los vehículos sostenibles». Casares abogó por extender el concepto de calle o zona 30 (limitado a esa velocidad), de las que ya existen una decena en barrios residenciales de Málaga capital.

Reservan una zona de aparcamiento para los exámenes de tráfico

Los exámenes de tráfico empezarán y terminarán a partir del próximo lunes, 11 de enero, en la nueva zona de aparcamiento reservado frente a la sede de la Jefatura Provincial, en la barriada de Cortijo Alto. Ignacio Torres, representante en Málaga de la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), explica que esta medida ha sido posible gracias a un acuerdo con el Ayuntamiento, que ha habilitado en el vial de servicio un espacio rotulado de 40 metros, para los turismos y motos que van a examen. De esta forma, los usuarios (unos 30.000 al año) tendrán acceso a aseos, agua y una zona de espera, algo que hasta ahora no existía, ya que las citas se producían en el recinto ferial. Los recorridos de las pruebas prácticas comenzarán y terminarán siempre en la sede de Tráfico, donde también hay vigilantes de seguridad, por si fuera necesario.

«La impresión que tenemos es que el patinete ha sido un boom, ha llegado muy fuerte, todo el mundo habla de ellos, y ahora se está situando como un elemento más de la movilidad urbana», indica Pere Navarro, y advierte de que estos tienen una franja muy pequeña de uso, «porque no sustituyen ni a los desplazamientos en coche ni en transporte público, como mucho algunos a pie, relativamente cortos, y eso no es una buena idea». La noticia de que una señora de 80 años había muerto atropellada por uno de estos hizo que cundiera el pánico y derivó en presión hacia la DGT, «pero hay que situar las cosas en su contexto y no veo un riesgo tan alto, lo hemos exagerado».

Personas mayores, mercancías y coches, claves de la movilidad en las ciudades

Las personas mayores, el reparto de mercancías y el papel de los coches son claves para una movilidad sostenible en las ciudades. Así lo expuso ayer Pere Navarro, director general de Tráfico, y advirtió de que el 85% de las víctimas en zonas urbanas son del grupo considerado vulnerable, tales como peatones, ciclistas y motoristas. «Hay que debatir sobre los mayores de 65 años, que son la mitad de los fallecidos en accidentes de tráfico», recuerda, y destaca que son grandes usuarios del transporte público, hasta el punto de condicionar las decisiones de las empresas; y que caminan mucho, por lo que se consideran «un motor de transformación de las ciudades».

En cuanto a los turismos particulares, el director es tajante al afirmar que no van a estar en contra, por cuanto hay personas que los necesitan para trabajar, que no tienen alternativa y «no podemos olvidarnos de ellos». En este caso, el objetivo es reducir el exceso y buscar un uso razonable y más eficaz.

Otro elemento que hay que tener en cuenta es la distribución de mercancías, que es una actividad económica que genera muchos puestos de trabajo. «Las furgonetas no tienen glamur, pero las necesitamos porque cada vez hay más productos y menos stock, y por si fuera poco ha llegado el comercio electrónico, con lo cual uno de los grandes temas de debate es cómo gestionar la distribución de mercancías». Por último, señala al aumento de las ventas de motos por la congestión urbana.

«El futuro de las ciudades se juega en parte en la movilidad, las que no lo resuelvan bien van a quedar atrapadas por la congestión, por el ruido y por la contaminación. Las que lo resuelvan serán ciudades atractivas, atraerán talento y funcionarán bien», asegura Pere Navarro, y destaca la oportunidad que este encuentro supone para poner en valor las buenas prácticas de los ayuntamientos e intercambiar experiencias. «Nos cuesta aceptarlo, pero somos buenos en movilidad y podemos ser un referente en Europa, igual que lo somos en seguridad vial».