El partido naranja trabajará para que Málaga sea la tercera capital de España

Cassá, Garicano y Rivera, con otros miembros de Ciudadanos, ayer en Huelin./Germán Pozo
Cassá, Garicano y Rivera, con otros miembros de Ciudadanos, ayer en Huelin. / Germán Pozo

El cabeza de cartel naranja al Parlamento europeo, Luis Garicano, y el alcaldable Juan Cassá, hablan del futuro y de modernidad en Huelin

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Banderas de España y de Viejo Continente, una musiquilla conocida, y un buen número de jóvenes mezclados con oriundos que gritaban «Vamos Europa», con naranja de fondo, no daban lugar a dudas. Ciudadanos hizo ayer tarde suyo el popular barrio de Huelin, donde Málaga mira al mar desde la glorieta Antonio Molina, que acogió a unas trescientas personas, que se sumaron al encuentro mitinero de nuevo formato que están explorando los candidatos malagueños en estas elecciones:a pie de calle.

Con camisa blanca y mangas remangadas llegaba el candidato estrella de la tarde, que no era otro que el cabeza de cartel al Parlamento Europeo, Luis Garicano, que venía en caravana desde Granada, donde ya había explicado su proyecto estrella para Europa. Lo hizo llegar también a los malagueños:un Erasmus para mayores. Así a bote pronto, el más pintado podría pensar:¿Y eso qué es? ¿Van a mandar a estudiar a los talluditos a las distintas universidades europeas? Garicano, que se hacía acompañar del alcaldable Juan Cassá, así como de la secretaria de Juventud del partido, Melisa Rodríguez y de la diputada Irene Rivera explicaba que se trataba de llevarlos por Europa y ofrecerles talleres culturales y para mayores mientras que disfrutan conociendo grandes urbes como Viena, Roma, París y todo lo que aportan al sentir europeo. Así, entre lo cultural y lo educativo, Garicano estima que el primer paquete para este fin debiera ser de al menos unos 15 ó 20 millones.

Entrando ya en Málaga, que es lo que les interesaba a los presentes, Cassá explicó que su máximo interés es acometer la cuarta modernización de la ciudad y que la capital de la Costa del Sol sea la tercera urbe española en importancia. Garicano, que dijo de Cassá que era un «excelente candidato» a la Alcaldía, afirmó que su apuesta «sería llevar un importante cambio», el que puntualizó que ya están experimentando los andaluces con la nueva Junta.

Cassá abundó en sus proyectos de modernidad, como los llamó, y enlazó con Europa para explicar la importancia de los fondos europeos que han posibilitado el aeropuerto y el AVE, y que ahora hay que utilizarlos en Málaga para generar oportunidades a la ciudad y buscar con los jóvenes nuevos modelos productivos.