Parques infantiles: piden más limpieza

Hojas de árboles cubren la superficie del recinto infantil de Las Delicias./
Hojas de árboles cubren la superficie del recinto infantil de Las Delicias.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Las quejas por la suciedad de los parques infantiles son demasiado frecuentes. Y eso que desde hace un año la empresa adjudicataria que se hace cargo de su mantenimiento se comprometió a realizar la limpieza de forma diaria, cosa que no ocurría antes. El contrato establecía además que la inspección presencial de las instalaciones se realizaría cada 1 o 4 días como máximo, cuando antes se realizaba de forma quincenal, y la comprobación mecánica de los elementos sería de carácter mensual y no trimestral como antes. Pese a ello, surgen quejas vecinales y también de partidos como la agrupación Libres, cuyo candidato a la alcaldía de Málaga, Iván González, aseguró ayer haber comprobado in situ cómo se encuentran una gran parte de los parques infantiles de la ciudad, llevándose la impresión, «como han reconocido vecinos de distintos barrios de la capital, de que el mantenimiento de los mismos deja mucho que desear».

«Tenemos que denunciar que la suciedad es generalizada. Hemos visto que el perímetro de muchos de ellos se suele barrer, pero no es ni mucho menos suficiente. Es necesario baldearlos porque hay suciedad en el suelo, no ya de hojas de los árboles, sino de excrementos de las aves que se posan en las copas», denunció González, quien advirtió además del riesgo que eso conlleva para la salud de los más pequeños. «Los niños suelen poner las manos en el suelo y, posteriormente, llevárselas a la boca, por lo que existe un riesgo de contraer infecciones por la cavidad oral». Así lo comprobaron ayer en la plaza Salvador Ponce, en Las Delicias. «Málaga, que pretende ser un ejemplo de smart city del siglo XXI, no puede descuidar estos detalles. Y todo viene porque el Ayuntamiento de Málaga no supervisa el trabajo que realizan las empresas contratadas para el mantenimiento de los parques y jardines de nuestra ciudad», asegura.

Calle Olózaga.
Calle Olózaga.

Calle Olózaga: una caída dolorosa

Nadie está libre de dar un tropiezo en la calle. Y las probabilidades de caer aumentan si hay algún desperfecto o restos de grasa en el pavimento, lo que indudablemente facilita más aún la caída. Algo que ha experimentado en carne propia un ciudadano que se dirige al periódico para denunciar que se ha lesionado al resbalar y caer en la calle Olózaga, en el entorno del mercado de Atarazanas. «Sobre las 7.45 de la tarde, en calle Olózaga debido al mal estado del empedrado, sufrí una aparatosa caída», escribe. «Quiero hacerlo saber porque es deprimente ver cómo están algunas calles, que entre el mal estado que tienen, a lo que hay que unir en este caso que había una salida de un párking con su correspondiente grasa de los coches que dejan, es penoso caminar por ellas». Y nos remite una fotografía de la pierna lesionada tras la caída y el parte médico correspondiente tras el accidente sufrido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos