La Consejería de Economía se marca como prioridad reducir las trabas burocráticas

El consejero de Economía, junto a directivos de empresas, en el foro de SUR. /Ñito Salas
El consejero de Economía, junto a directivos de empresas, en el foro de SUR. / Ñito Salas

Empresas se fijan como reto atraer más compañías e inversión privada para seguir ganando en competitividad

IGNACIO LILLO y FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) se ha consolidado como un polo de atracción de talento internacional a Málaga. Esta es una de las principales conclusiones a la que ha llegado un panel de expertos, organizado hoy por SUR Mueve. El consejero de Economía y presidente del polo industrial de Campanillas, Rogelio Velasco; junto a responsables de Accenture, Premo, Tupl, Oracle y Dekra, moderados por José Vicente Astorga, adjunto a la dirección de SUR, han analizado en un encuentro el potencial y los principales retos a los que se enfrenta el Parque, que da empleo a más de 20.000 personas. Más allá de encontrar soluciones definitivas a los atascos, los grandes desafíos de la tecnópolis para seguir siendo competitivos y continuar su expansión pasan por captar las sedes de nuevas empresas, atraer inversión privada, mejorar los vínculos con la Universidad y la formación de los titulados, generar una marca única para venderse en el exterior y ser capaces de retener el talento.

«España es el cuarto país del mundo donde los directivos de las empresas a nivel mundial quieren venir, somos mucho mejores de lo que pensamos, debemos perder los complejos, hacemos cosas mejor que países más avanzados», afirma Velasco, que también es presidente del PTA. Un espacio para el que augura «un futuro brillante»: «Sin realizar grandes cosas por falta de medios, están llamando continuamente a las puertas empresas que quieren instalarse; el talento busca al talento porque la gente quiere trabajar con los mejores».

Dolores Villatoro, directiva de Accenture, q ue empezó en el PTA con 20 empleados y que ya conforma una plantilla de 1.500 personas, destaca el potencial de Málaga para atraer talento extranjero. «Es una ciudad con una calidad y un nivel de vida que atrae muchísimo talento extranjero, son personas que aportan mucha riqueza», destaca la responsable de esta multinacional tecnológica, y recuerda que los costes laborales suponen una ventaja competitiva respecto a otros centros europeos. Otra faceta de la internacionalización es que cada vez tienen más trabajo con clientes internacionales en Europa y Estados Unidos, y aleja las dudas que puede plantear la amenaza del Brexit. «No nos impacta, más bien al contrario».

Ezequiel Navarro, consejero delegado de Premo, líder en desarrollo de componentes electromagnéticos, sobre todo en la industria de la automoción, pone de relieve la importancia de que sus oficinas centrales estén en Málaga, a pesar de que sus centros de producción se extienden a China, Vietnam y Marruecos por los efectos que genera en su entorno. «El PTA tiene que tener más sedes, porque cuando vienen mal dadas en la economía la sede es la sede».

Más

Como ejemplos de su trabajo internacional, Navarro cita que la mayoría de los robots de los centros de distribución de Amazon se comunican con su tecnología, así como los principales proyectos de realidad virtual del mundo y la mitad de los coches autónomos; y cuenta con un centro de innovación que permite hacer un prototipo en 48 horas.

Capital humano

Héctor Montes, directivo de Tupl, que son proveedores de telecomunicaciones de grandes compañías como T-Mobile en Estados Unidos y Softbank en Japón. «Para una empresa la vocación internacional es innata, no existe noción de mercado local y global, sino que todo es uno». A su juicio, los «pilares fundamentales de Málaga son su capital humano, para el que nos apoyamos en la Universidad, y la menor adversión al riesgo de la sociedad malagueña a la hora de apostar por una empresa que empieza». También considera un reto que la capital de la Costa del Sol compite en un mercado global con centros internacionales en Israel y Europa.

En el plano negativo, el ingeniero resalta como principal debilidad la falta de capital, en especial privado, que es más dinámico que el público y es básico para iniciar el proyecto o para expandirse.

Sofia Schneider, directiva de Oracle, que aterrizó en el PTA en 2007 y con 690 trabajadores de 30 nacionalidades a día de hoy, defiende: «La gente elige la empresa pero también la ciudad y el entorno donde vivir, vienen de grandes capitales como Londres y Dublín y buscan una ciudad moderna donde no tardes dos horas en llegar y donde su familia también encuentre trabajo. La atracción de talento significa que la gente esté contenta y tranquila. Soy ya medio malagueña», bromea. La responsable destaca que es positivo que más empresas importantes vengan a Málaga para atraer más talento e intercambiar experiencias. «La competencia es importante», sentencia.

Francisco José Núñez, director de relaciones institucionales de Dekra, compañía especializada en ciberseguridad y certificación de equipos Wifi y telecomunicaciones, entre otras, descata que la internacionalización está en la raíz de la compañía: «Tuvimos que buscarnos el negocio fuera de España, tenemos laboratorios en Taiwan, Estados Unidos y Chile, nuestro núcleo tecnológico pelea en mercados internacionales, donde se ve el PTA como un espacio muy consolidado, incluso mejor que desde dentro».

A su juicio, la clave es que desde el ámbito institucional haya una planificación estratégica a largo plazo, como ocurre en los mercados asiáticos, con muy buenos resultados. «Tenemos una visión muy clara de cómo va a evolucionar la tecnología pero cuando competimos con empresas asiáticas vemos que allí hay una planificación estratégica a muchos años». Para Núñez, en el ciclo tecnológico expansivo que viene habrá «oportunidades tremendas», y para aprovecharlas aboga por reforzar infraestructuras y en el ámbito educativo, por la creación de másters enfocados a lo que requieren las empresas, para que estas puedan tener su cantera en la UMA.