Un parque de bomberos 'fantasma'

Exterior del recinto de bomberos, que permanece sin uso./
Exterior del recinto de bomberos, que permanece sin uso.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

E l Parque de Bomberos de Campanillas, situado en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), es un parque de bomberos ‘fantasma’ porque desde que fue inaugurado en 2008 nunca ha estado operativo. Unas instalaciones cuya puesta en funcionamiento vienen reivindicando desde hace años los vecinos de Campanillas y que estos días exige el partido Libres. Para esta formación, el recinto en la actualidad se encuentra «casi abandonado por completo», y agrega que se trata de un parque «que fue construido hace 10 años, tuvo un coste de 1,6 millones de euros que actualmente no está operativo, y solo es utilizado como almacén, o como lugar de prácticas esporádicas para los efectivos de bomberos».

Detalle de parte de las instalaciones.
Detalle de parte de las instalaciones.

Para Iván González, presidente nacional de Libres, «si bien, antes de 2008, la construcción de este parque era por aquel entonces más que necesario, hoy, con el importante crecimiento de la población laboral que el PTA y las empresas aledañas emplean, los 500 alumnos con que cuenta el Colegio MIT y los más de 18.500 residentes, es tan esencial como prioritario y urgente». Y agrega que «lo realmente alarmante es que la mayoría del pleno celebrado en junio de 2017 en el Ayuntamiento de Málaga, respecto a esta necesidad, votara a favor de ponerlo en pleno funcionamiento, y aún en enero de 2018, permanezca inoperativo».

Para Carmela Fernández, presidenta de la Asociación de Vecinos Evolución de Campanillas, la puesta en funcionamiento de ese parque de bomberos es una vieja reivindicación de esta asociación. «Campanillas tiene muchos diseminados, aquí hay muchas industrias, además del PTA está la Central de Ciclo Combinado de Gas natural, y existen muchos problemas de movilidad, por lo que venimos pidiendo su puesta en funcionamiento pero siempre nos dicen que no hay personal para dotarlo».

Azufre en una fachada.
Azufre en una fachada.

Prohibido por ley: polvos de azufre

Marivi Casquero recuerda la prohibición existente de echar azufre con el fin de ahuyentar a los perros y otros animales y disuadirles de orinar en las fachadas de los edificios. Advierte esta ciudadana de que no sólo no es legal, sino que además es perjudicial y ensucia las calles. Además señala que no existe evidencia científica del efecto de esta sustancia como repelente de los animales de compañía, y dice que es sólo una creencia popular. Yo llevo ya hechas dos denuncias a través de la página del Excmo Ayuntamiento; la primera tuvo su efecto positivo a medias, ya que se personaron Policía Local e informaron a dichas personas que estaba prohibido el uso y posteriormente pudimos ver que efectivamente pararon de arrojar el azufre en la acera, pero pasado unos meses volvemos a verlo, en concreto en la calle Marcos Gómez, y lo más grave, que después de haber advertido a la persona que arroja el azufre, su contestación fue que no le importaba las normas ciudadanas y que lo seguiría haciendo. El incumplimiento de este artículo está calificado como una infracción de carácter leve, que conlleva una sanción económica que puede llegar hasta los 750 euros. Seamos un poco respetuosos y cívicos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos