Así paran los autobuses en la Alameda

Así paran los autobuses en la Alameda

Las paradas provisionales de la Acera de la Marina se eliminan para mejorar la experiencia de los viajeros y dar más agilidad a los vehículos Este eje vuelve a ser la principal referencia para los usuarios en el Centro de Málaga tras las obras de reforma

IGNACIO LILLOMÁLAGA.

La Alameda Principal vuelve a ser la principal referencia para los usuarios de la EMT en el Centro de Málaga, tras las obras que han hecho posible la peatonalización de los laterales norte y sur. La empresa de transportes y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga llevaron a cabo ayer la demolición del hormigón blando que ha permitido habilitar las paradas provisionales en la Acera de la Marina durante el grueso de los trabajos en este eje. De esta forma, el último enclave ya ha dejado de prestar servicio para la subida y bajada de viajeros, y estas se han reagrupado en la nueva Alameda. Así, no sólo se vuelve a la configuración anterior para los usuarios, que es más cómoda, sino que se agilizará el paso de los autobuses, según explicaron desde la EMT y el Consistorio.

A falta de unos leves retoques (porque en el lateral norte todavía falta la conexión peatonal entre Puerta del Mar y Larios), así es como quedan las paradas. En el lateral norte, sentido oeste, junto al monumento al Marqués de Larios las primeras que aparecen son las líneas 1, C1, 37 y A (Aeropuerto). Están señalizadas todavía con carteles provisionales. Cerca de este punto, junto a la zona de obras, aparecen las líneas 3 y N1. Este grupo son las últimas que quedaban en la Marina sin ninguna réplica en la Alameda. Todavía estarán a expensas de que terminen las tareas de remodelación en el lateral norte, entre Puerta del Mar y Larios.

El gerente de la EMT, Miguel Ruiz, aclara que cuando se muevan lo harán solo unos metros, para acercarse más a Puerta del Mar. Es decir, esas paradas son cuasi definitivas, porque solo se desplazarán levemente, y lo harán previsiblemente las próximas navidades, cuando se espera que culmine toda la intervención. Por tanto, esta es casi la configuración definitiva del transporte público en el Centro, donde ya no habrá más cambios sustanciales.

La Alameda mantiene cinco carriles, de los que tres son exclusivos para transporte público

Junto a la esquina de Puerta del Mar, frente al recinto de obras del metro, se encuentra la marquesina de la gran línea 11; mientras que frente a la Delegación del Gobierno de la Junta paran: 4, 14, 19, 25, E (Exprés al PTA) y N3. A la altura de Atarazanas lo hacen el 7 y el 20; y junto al número 30 de la calle aparece la N4. Finalmente, poco antes de llegar al puente de Tetuán, al nivel de la Alameda de Colón, paran el 32,33 y 34.

Lateral sur

Mientras, en el andén sur, con sentido este, comenzando de nuevo por el extremo más próximo a la Marina, frente al edificio de La Equitativa permiten la subida y bajada de viajeros el 1, C2, 37, A (Aeropuerto) y N2. El siguiente hito corresponde al número 7 de la avenida, bajo las nuevas pérgolas de madera que se han instalado, y donde paran el 3, 11 y N1. Ya en las inmediaciones del número 13, cerca de la boca de acceso al aparcamiento subterráneo de la Marina, lo hacen: 14, 32, 33, 34 y 35; mientras que frente a la sede de Cajamar (número 19) paran: 4, 19, 25, E y N3. Frente a la calle Tomás Heredia para el 7 y, por último, junto al número 35 de la Alameda, el N4.

De esta forma, desde ayer en la Acera de la Marina ya no están operativos los puntos provisionales de las líneas 3, 11, N1, 1, C1, C2, 37, N2, 7, N4 y 14 (en ambos sentidos). El paseo de los ficus ha quedado configurado con tres carriles para transporte público (autobuses y taxis) y dos para vehículos privados, estos últimos sólo en sentido oeste, aunque también se permite el acceso a los coches camino del aparcamiento de la Marina desde la calle Córdoba.

Más