Padres de alumnos denuncian los grandes atascos diarios en los accesos a la Universidad Laboral

Atascos diarios en los accesos al IES Universidad Laboral./SUR
Atascos diarios en los accesos al IES Universidad Laboral. / SUR

Aunque el instituto ha programado la llegada escalonada de alumnos y del transporte escolar, las colas son interminables cada mañana

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Los accesos al IES Universidad Laboral se convierten en una auténtica ratonera para cientos de personas. Aunque el instituto ha programado la llegada escalonada de alumnos y del transporte escolar, las colas son interminables cada mañana y, según denuncian los padres, sus hijos llegan tarde a clase, por muy temprano que intenten salir de casa. Pero además de la incomodidad de los atascos, los padres llaman la atención sobre el peligro que corren los estudiantes que van al instituto andando: la calle Julio Verne se encuentra en obras, por lo que los jóvenes tienen que ir andando por una calzada colapsada de vehículos. «La calle Julio Verne es una ratonera en la que quedamos atrapados diariamente», indican. El problema es aún mayor si se suma a la circulación de vehículos a la Laboral y al colegio Los Olivos la de vecinos de Hacienda Cabello que, como informó ayer este periódico, tienen los accesos a su barriada cortados por unas obras que debían haber terminado hace semanas. Y su única vía de entrada y salida es, precisamente, la calle Julio Verne. El pleno de este jueves aprobó enmiendas en las que se pide al Ayuntamiento que acelere las obras del acerado de Julio Verne y a la junta de compensación que haga lo propio con las obras de urbanización de los viales de Hacienda Cabello. También el pleno mostró su apoyo a los padres de alumnos de Teatinos y pidió a la Junta que acelere las obras del instituto en construcción y aprueba cuanto antes un segundo centro para la barriada.

 

Fotos

Vídeos