Pacientes de Málaga temen que baje la calidad asistencial al contratar el SAS a médicos sin el MIR

Participantes en la reunión del Observatorio 2024. /SUR
Participantes en la reunión del Observatorio 2024. / SUR

Ese asunto se ha expuesto este miércoles en una reunión del Observatorio 2024 celebrada en el Colegio de Médicos

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La contratación por parte del SAS de médicos que no tiene el MIR, al no encontrar disponibles a especialistas en medicina de familia, para trabajar en urgencias y en atención primaria, preocupa a las asociaciones de pacientes de Málaga integradas en el Observatorio 2024. Así se ha expuesto en una reunión celebrada este miércoles en el Colegio de Médicos, según ha dicho a este periódico Alfredo de Pablos, coordinador general de la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible y coordinador, junto a María José Llamas, del Observatorio 2024.

«Contamos con una asistencia sanitaria pública de alta calidad, pese a sus problemas, que está articulada alrededor de la figura de los médicos especialistas, que cuentan con un buen bagaje teórico y práctico. Sin quitarles importancia y respetándolos, no sabemos si esos médicos que contrata el SAS y que no han hecho el MIR tienen los conocimientos necesarios para mantener la calidad asistencial», ha manifestado De Pablos. Según ha precisado, aunque la contratación de médicos sin el MIR es legal en casos excepcionales, ese hecho «genera inseguridad entre los pacientes».

El Observatorio 2024 está integrado por el Colegio de Médicos de Málaga, asociaciones de pacientes y el Sindicato Médico. En la reunión de hoy se ha debatido sobre el plan del verano en los centros sanitarios malagueños. Los componentes del Observatorio han acusado a la Administración sanitaria de no haber planificado bien la asistencia en el periodo estival, ya que, entre otras cuestiones, no se podrán cubrir todas las sustituciones de profesionales necesarias.

«Este plan no ha tenido apenas variación con respecto a años anteriores. Es necesario que se establezcan estructuras que eviten la fuga de médicos», ha afirmado María José Llamas. Esta médica ha lamentado que Salud no les haya facilitado los datos reales de las contrataciones hechas este verano y ha criticado el cierre de la mayoría de los centros de salud de Málaga entre el 1 de julio y el 15 de septiembre. «Hace falta una mayor transparencia y evitar el cierre de camas y plantas en verano, así como fidelizar a los profesionales para que no se marchen de Málaga», ha recalcado la doctora Llamas.