Pacientes y familiares se quejan del colapso de las urgencias del Hospital Civil de Málaga

Fachada del Hospital Civil. /SUR
Fachada del Hospital Civil. / SUR

«Los profesionales están desbordados», dicen fuentes de los afectados y el hospital asegura que la situación está controlada

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Pacientes y familiares se han quejado este jueves de las demoras sufridas en la atención y han denunciado un colapso en las urgencias del Hospital Civil, centro sanitario que depende del Hospital Regional de Málaga. «Los profesionales están desbordados. Tratan de atender a los enfermos lo mejor que pueden, pero no dan abasto», manifestó a este periódico la familiar de un paciente.

Otras fuentes consultadas lamentaron que hubiese enfermos en camillas situadas en los pasillos ante la falta de camas libres en el centro hospitalario. «Hay un tapón brutal de personas pendientes de ser atendidas. El personal soporta una gran tensión y un fuerte estrés al no poder hacer su trabajo en las condiciones que querría ante la gran presión asistencial que hay», aseguraron las fuentes.

Las quejas por los problemas en las urgencias del Hospital Civil se han repetido en varias ocasiones en los últimos meses. Los sindicatos se hicieron eco de las dificultades a las que se enfrentan los profesionales y exigieron al SAS la adopción de medidas para paliar las carencias y poder ofrecer una atención de calidad a los enfermos.

Por su parte, fuentes oficiales del Hospital Regional, ante la pregunta de este periódico, respondieron que en la tarde de este jueves había puestos disponibles en la observación del Hospital Civil. «Además, todos los pacientes que se encuentran en el servicio de urgencias del centro sanitario están atendidos, como no podía ser de otra manera, y en tratamiento. La dirección del Hospital Regional de Málaga desea recordar que las puertas de urgencias de los distintos centros del complejo sanitario se prestan apoyo ante eventuales picos asistenciales», recordaron las fuentes, que añadieron que la asistencia de los enfermos estaba garantizada.